Firmas

Aguas muy turbias corren por los ríos de Huelva

De nuevo Europa se muestra rotunda y pone la cara colorada a España frente a sus incumplimientos en materia medioambiental y nos condena a pagar una multa de 12 millones de euros como mínimo por no cumplir la normativa de aguas residuales en 17 zonas de más de 15.000 habitantes. Hablamos de una norma que entró en vigor hace 20 años, por lo que esto convierte los hechos en un agravante intolerable.

Algunas de estas zonas se encuentran en nuestra bella tierra, Matalascañas e Isla Cristina en la provincia de Huelva. Sí, esa tierra que ni ecologistas, ni partidos radicales, ni organizaciones de reconocido prestigio mundial queremos ni valoramos…

Es sencillamente una vergüenza que estemos pagando en el recibo del agua la depuración y que nuestros ríos sigan siendo el vertedero de las actividades industriales, de la agricultura intensiva, etc., y que sigan sufriendo el desprecio absoluto de la Consejería de Medio Ambiente, ésa que se supone está llamada a proteger los cauces y conservar la calidad de sus aguas.

Esta primavera desde EQUO, Izquierda Unida y Ecologistas en Acción nos pusimos la gorra de agentes de medio ambiente y denunciamos el mal estado de las aguas del río Tinto, en la provincia de Huelva, que presentaba notables evidencias de contaminación presumiblemente procedente del vertedero de residuos peligrosos de Nerva, ubicado aguas arriba, y que cuenta con una autorización ambiental prorrogada “sine die” como si fuera un castigo que la población de la Cuenca Minera mereciera por su histórico. “Aquí se camufla todo más”, pueden pensar algunos.

También fuimos testigos de los hechos que ahora Europa ha traducido en multa, la falta de depuración de las aguas residuales procedentes del término de Nerva al río Tinto, sin la correcta depuración por no estar la depuradora en funcionamiento.

Pero lo peor es el cinismo, falta de ética y profesionalidad con que la Consejería de Medio Ambiente nos ha tratado a todas las organizaciones tras la denuncia. Primero responde por la prensa a la denuncia, insistiendo en que se trataba de espumas naturales, y después cuenta el consejero Fsical que ha abierto un expediente sancionador a la empresa gestora del vertedero de residuos peligrosos de Nerva.

No se puede mentir a la ciudadanía, señor Fiscal, porque se instala la desconfianza frente las instituciones que están llamadas a representarnos, se queda vacía su tan cacareada Ley de Transparencia y, lo peor de todo, se pone en riesgo la salud de nuestros ríos y la calidad del agua tan necesaria para la vida y para sectores económicos tan importantes para Huelva como la agricultura o la pesca, ésta última tan tocada por la contaminación de las aguas.

Son precisamente esos 12 millones de euros de multa de Europa los mismos que quiere su gobierno invertir en poner en regadío más de 5.000 hectáreas en el Andévalo.

¿Seguro que es posible que el vertedero de residuos peligrosos de Nerva, que alberga residuos de media Europa, agricultura intensiva, y ríos contaminados coexistan en el mismo espacio?

A mí me parece que no. Me parece que esto no es la economía circular de la que tanto hablan ustedes, sino más bien un círculo vicioso que sólo podrá romperse si toma acción de manera urgente y clausura definitivamente el vertedero de Nerva, cumple la ley y depura las aguas, regenera nuestros ríos y cambia el modelo agrícola intensivo y de agroindustria por un sistema

sostenible, que proteja la tierra, aplicando las prácticas agrícolas tradicionales de usos del suelo, y que propicie desde ya una gestión del agua que tenga en cuenta que es un recurso agotable y limitado y un derecho humano básico. Sólo así será creíble que en algo les importa la provincia de Huelva y la lucha efectiva contra el cambio climático.

Empiece por su casa, que es nuestra bella tierra, la provincia de Huelva.

Isabel Brito

Coportavoz de EQUO Huelva

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies