La entrevista

Aurelio González Peris: “Sigo siendo presidente de Mesa de la Ría, la última asamblea fue un pucherazo”

González Peris subraya que sigue presidiendo Mesa de la Ría

Aurelio González Peris llegó a Huelva hace 20 años y desde un primer momento de implicó directamente en la lucha contra la contaminación medioambiental que padece la capital de la provincia. Ahora, ha saltado a un primer plano de la actualidad informativa no solo por denunciar a Fertiberia ante la Fiscalía sino por la impugnación que ha llevado a cabo, junto con otros miembros, de la última asamblea de Mesa de la Ría, asociación que, según reitera, sigue presidiendo.

Miembros de Mesa de la Ría, entre ellos usted, han impugnado su última asamblea, ¿por qué?

Porque se ha llevado a cabo un procedimiento fuera de toda norma. Se convoca con solo tres días de antelación y se hace en un lugar improcedente, en el Ayuntamiento. Se ha intentado cortar la participación, ya que la Policía Local limitó el acceso a algunos socios. Es más, el presidente no estaba presente. Solo estuvo presente en dicha asamblea el 10 por ciento de los socios y hay constancia de que a muchos se les fue a pedir su firma a sus casas. En fin, lo resumo como un pucherazo.

 

Sin embargo, desde el gabinete de prensa de Mesa de la Ría se ha enviado un comunicado que asegura que existe una nueva junta directiva, presidida por Juan Manuel Buendía, y en la que, entre otras personas, se encuentran los actuales concejales en el Ayuntamiento de Huelva Rafael Gavilán y Francisco José Romero.

Ese supuesto gabinete de prensa no existe, tendría que haberse aprobado por la junta directiva. En todo caso, ese gabinete hablaría en nombre del grupo municipal pero no de la asociación, ya que eso sería una usurpación.

 

¿Teme ser expulsado de Mesa de la Ría?

Nadie puede ser expulsado, nadie puede ser echado sin ser sometido a un proceso en el que sean los socios los que decidan. Es la asamblea la que debe determinar si ha existido un motivo realmente grave para ello. Sería como echarme yo mismo.

 

Ha presentado usted junto con otros compañeros una denuncia ante la Fiscalía contra Fertiberia por la “trampa química” que suponen los fosfoyesos…

Exigimos que se tomen medidas legales contra las numerosas irregularidades que se dan en las balsas de fosfoyesos, que suponen un atentado contra la salud pública. Son un reactor químico. Las últimas mediciones realizadas por Lainsa (la empresa contratada por Fertiberia para comprobar el estado de las balsas) demostraron que había zonas donde los niveles de radiación eran muy elevados. Hasta seis veces más que los recomendados por el Consejo de Seguridad Nuclear.

Los valores máximos admitidos son superados en la Zona 3 (una parte de las balsas de fosfoyesos) hasta en 15 veces en el caso del Uranio y el Radio 226. Son sustancias tóxicas altamente peligrosas por su elevado nivel radiológico.

Y hay que resaltar que el Centro de Investigación en Química Sostenible de la UHU considera y define el conjunto de la mencionada zona 3 como una trampa química.
El problema se agrava porque entre los numerosos vertidos que se han arrojado sobre las balsas, hay elementos llamados ácidos débiles (repletos de arsénico, plomo o mercurio) que han hecho reacción con los propios fosfoyesos. Una mezcla que ha dado lugar a los peligrosos fosfoyesos negros, que son radiactivos.

También advertimos en la denuncia la facilidad para acceder a los fosfoyesos. No hay restricciones, ni carteles ni ningún tipo de indicación en las balsas. Cualquiera puede entrar a zonas altamente peligrosas para la salud.

Además, es inaceptable que la Fiscalía no haya intervenido aún, y desde aquí pdimos que cumpla con su obligación.

Igualmente denunciamos la actitud del gerente de la Asociación de Industrias Químicas, Básicas y Energéticas (AIQBE) porque, desde las redes sociales, se dedica a engañar a la sociedad con estos asuntos tan preocupantes para la sociedad.

 

¿El cambio de propietarios de Fertiberia podría afectar en la búsqueda de soluciones al problema que plantean estos residuos?

No debería. De todos modos, ya hemos enviado información al grupo Tritón para que sepa lo que está comprando. Se debería aclarar esta operación en la que no sabemos si hay gato encerrado o no.

 

Recientemente tuvo lugar un incidente en las instalaciones de Atlantic Copper que provocó tres heridos leves, ¿es segura la industria química de Huelva?

La industria química en Huelva nunca ha sido segura, ni para la población ni para sus trabajadores. Hace dos años hubo otro incidente, con personas ingresadas en un hospital de Huelva, y también tuvo muy poca repercusión informativa.

 

 Se reconoce desde la AIQBE que, en unos años, robots y humanos trabajarán conjuntamente en el Polo Químico de Huelva…

Saben que no van a llegar a la época de los robots. Se van a ir antes porque este tipo de industria ya está caduca. Saben que su ciclo ha terminado.

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies