Firmas

Del derribo de Hacienda y la campaña de maquillaje

En la mañana de este domingo se nos ha atragantado el desayuno con la confirmación del inminente derribo del edificio de Hacienda, sito en la plaza de la Constitución de nuestra capital.

Éste es un momento que ya tratamos de evitar en el mes de noviembre, al presentar en manos del concejal de Participa Huelva una moción que advertía de las intenciones de la Junta de Andalucía, así como pretendía asegurar el cumplimiento de la legislación local y andaluza, ambas manifiestamente vulneradas según el proyecto en marcha. El resultado: la negativa del pleno a eso mismo, a cumplir con la ley, claro que manifestado en otros términos.

Y de eso nos preocupamos hoy, de los términos que se usan. Al leer la noticia que hoy publica Huelva Información no podemos sino lamentarnos por la manifiesta connivencia de algunos redactores locales para con las administraciones, malentendiendo, en nuestra opinión, las funciones que la prensa debiera tener y a quién se debe. Observamos una campaña mediática por manipular la opinión pública en relación a algunas actuaciones controvertidas a realizar por parte de la Junta de Andalucía, como son la que hoy traemos o en el caso del pretendido Museo Arqueológico en el Banco de España hace unos días.

Encontramos un texto de lo más engañoso, que comienza con la afirmación de que “la restauración de la antigua sede de Hacienda está en marcha”, sigue describiendo los pasos burocráticos que han llevado hasta la licitación de obras que ahora se produce y concluye con un copiapega del sitio web de los arquitectos Cordón y Liñán acerca de las “bondades” del proyecto a realizar.

Pues bien, en primer lugar no puede llamarse “restauración” al derribo de un edificio. Como ya señalamos en noviembre (pueden consultarlo en este muro), el edificio de Hacienda está definido en el Plan General de Ordenación Urbana de Huelva con el máximo nivel de protección, esto es, P1. En un informe redactado ex profeso en 2009 para facilitar el proyecto posteriormente aprobado, esta protección se rebajó a P2, y hoy se pretende hacer una intervención que en el mejor de los casos corresponde a un P3. Así de simple. Se incumple la legislación andaluza y se incumple tanto la protección originaria como la vigente en el edificio. Y es que inlcuso si el Ayuntamiento permite algún cambio en la nueva obra para un P2, éste sólo puede incidir en la última crujía y nunca suponer un aumento de edificabilidad, como ahora se pretende al edificar una planta de más.

Esta cuestión fue llevada a pleno y fuimos testigo del blindaje institucional mediante falsedades. Se trató de justificar el derribo de Hacienda confundiendo su grado de protección con su estado de conservación, cuando en ningún caso es así. Su grado de protección especifica como actuar sobre el inmueble independientemente de sus deficiencias. Se dijo que hace 23 años hubo que salir con urgencia del edificio porque podría haber caído con los trabajadores que albergaba y, a su vez, 23 años después se ha permitido entrar a todo un equipo de Canal Sur para grabar las campanadas. Y la guinda fue entorno a los frescos de Eduardo Vicente que la moción trataba de poner en valor, al manifestar nuestro concejal de urbanismo que en “su” opinión tenían cierto interés y vería si lo trataba con la Junta de Andalucía, poniendo su criterio por delante de toda a legislación que ampara estas cuestiones.

En definitiva, resulta preocupante que después de todo lo acontecido y todos los datos puestos sobre la mesa, Huelva Información venga a publicar que el edificio va a ser “restaurado” pese al derribo de todo su interior, sin mencionar en modo alguno los distintos argumentos llevados a pleno (como si se ha hecho recientemente con el caso del edificio de Correos), los distintos grados de protección que ha tenido el inmueble ni las incongruencias existentes entre lo legislado y lo aprobado; máxime cuando fue el mismo diario y el mismo redactor quienes en noviembre publicaron acerca de la iniciativa presentada por este Círculo en el pleno del Ayuntamiento.

Desconocemos las motivaciones por las cuales la información es tratada de esta manera, pero nos suscita muchas dudas y, sin duda alguna, supone un daño para con la defensa de los intereses de la ciudad de Huelva.

Circulo Sectorial del Patrimonio Cultural Huelva.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies