Cartaya

Denuncian que sirven comida fría a los niños de un comedor escolar de Cartaya por no haber cocina

Los niños del comedor escolar del CEIP Juan Ramón Jiménez de Cartaya comen desde que comenzó el mes bocadillos y comida fría, al haberse cerrado la cocina del mismo por falta de personal, según han denunciado tanto el sindicato CSIF como el PP e Izquierda Unida.

Según ha informado Izquierda Unida, ha sido la propia Dirección del centro la que ha alertado de la situación a las familias afectadas. Por esto, desde el partido lamentan la “ineficaz gestión” en la sustitución de las bajas del personal de cocina de éste y otros centros educativos de Cartaya, como el Concepción Arenal, “cuyos escolares han sufrido recientemente un episodio similar”.

Así, más de 300 niños que acuden diariamente al comedor escolar del colegio Juan Ramón Jiménez de Cartaya almorzarán “comida fría” durante esta semana y a partir del próximo lunes se servirá a través de un catering por dos bajas laborales del personal, según ha denunciado el sindicato CSIF.

El sindicato exige que se cubran las bajas a través del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) para dar estabilidad al centro y garantizar que se siga manteniendo el servicio de comedor con cocina propia. Asegura que “esta problemática tenía que haberse previsto para tomar las medidas necesarias que aseguraran la continuidad de la gestión interna de las comidas”. En este sentido, lamenta cómo “es cada vez más habitual esta dejadez en los comedores escolares para tener la excusa perfecta que justifique la sustitución del servicio propio de comida por los de un catering externo que, evidentemente, repercute en la alimentación de los escolares”.

Por su parte el PP ha calificado hoy de “intolerable” que la falta de previsión de la Junta de Andalucía obligue a los alumnos del CEIP Juan Ramón Jiménez de Cartaya a “comer bocadillos” durante toda esta semana por problemas en el comedor escolar.

González ha denunciado los “continuos” problemas que se están generando en el servicio de comedores escolares de gestión directa de la Junta por la escasez de personal y ha explicado que “la suspensión del servicio, como ya ha sucedido precisamente en otros centros educativos de Cartaya, se puede producir en cualquier otro centro educativo de la provincia por esta falta de personal”.

El dirigente popular ha criticado que, en este tipo de comedores, que prestan atención a una media de 100 alumnos, la Junta de Andalucía permita que el servicio sea prestado en algunos centros por tan solo por un cocinero o cocinera y un ayudante de cocina “por lo que ante el más mínimo problema originado por la sobrecarga de trabajo, el servicio corre el riesgo de suspenderse”.

Precisamente en Cartaya, en cursos anteriores, se llegó a suspender el servicio de comedor en dos colegios, uno de Cartaya y otro en El Rompido, debido a deficiencias sanitarias. En estos centros, ha apuntado González, el comedor era atendido por una empresa de catering y el PP llevó esta situación al Parlamento, forzando a la Junta a suspender el contrato con esta empresa debido a las graves deficiencias que presentaba y el riesgo que presentaba para otros centros, puesto que esta empresa prestaba servicio a 17 colegios de la provincia.

Vídeo relacionado:

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies