Inteligencia Emocional

Educación emocional y en valores especialmente en la infancia y en la juventud

Competencias que ayudan a prevenir la violencia de género

 

Lamentablemente, la violencia de género continúa siendo una lacra que no para de cobrarse víctimas en todo el mundo. A pesar de las medidas judiciales y sociales para proteger a las mujeres, todos los años se saldan con un balance desesperanzador en esta lucha interminable. Un problema que, además, cada vez se detecta en edades más tempranas, de manera que algo está fallando en la educación de los niños y los jóvenes, tanto en el aula como en el seno familiar.

Se requiere un cambio en la sociedad, una reeducación de las nuevas generaciones, y no son pocos los expertos que abogan por un nuevo sistema que apueste por la Educación emocional desde la misma infancia, que incida igualmente en la adolescencia, para lograr una prevención real. Potenciar la inteligencia emocional en los niños y jóvenes puede ser un factor determinante en la prevención de conductas que puedan promover desigualdades de género, en especial en las parejas de adolescentes, en las cada vez se detectan más casos de maltrato psicológico, alimentados por las nuevas tecnologías y redes sociales.

La Educación emocional es una de las asignaturas pendientes del sistema de enseñanza imperante, como lamenta el catedrático de Orientación Psicopedagógica (Universidad de Barcelona) Rafael Bisquerra. Otros autores, como el Doctor en Neurociencia y catedrático de Fisiología Humana, Francisco Mora, también abogan por un nuevo paradigma docente, que apliquen los conocimientos de la Inteligencia emocional, la Psicología y la Neurociencia en la enseñanza.

¿Qué competencias debería aprender la juventud para prevenir conductas violentas? El desarrollo emocional saludable, y así se refleja en la obra Maltrato psicológico en pareja. Prevención y educación emocional (Blázquez & Moreno, 2008), permitirá a los jóvenes aprender habilidades intrapersonales e interpersonales, así como la adquisición competencias básicas para prevenir la violencia, tales como la empatía, el manejo del estrés, y la adaptabilidad o autorregulación emocional. Como lo expresan los propios autores, se trata de que “por medio de la inteligencia emocional cultiven vínculos fundados en la empatía, el diálogo, la negociación, la cooperación y la resolución constructiva de conflictos” (Blázquez et al, 2009).

Las ventajas: habilidades intrapersonales e interpersonales, autorregulación emocional, empatía, manejo del estrés…

Este nuevo modelo de la docencia, basado en el desarrollo de competencias en Inteligencia emocional, sería beneficioso para los profesores, para los padres y madres y para la sociedad en general.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), tres de cada diez mujeres de entre 15 y 19 años de todo el mundo ha sido maltratada por su pareja. Aquí tienen cabida tanto los casos de violencia física hacia la mujer, como los de maltrato psicológico, mucho más generalizado en las parejas y relaciones conyugales.

El Instituto Psicobiológico, como cada año, ha optimizado su programa formativo multi e interdisciplinar para el Máster 2018-19 en Inteligencia emocional, Psicología positiva, Neurociencia, Ciencias de la Felicidad, el Bienestar y la Salud, y precisamente la Educación es uno de los ámbitos que más beneficio puede extraer contenidos aprendidos, con un alto valor para los formadores en general, profesores de cualquier grado y materia, desde Infantil a Bachillerato e incluso enseñanzas superiores. Sanidad, empresas, consultoría o servicios sociales son otros de los sectores que pueden sacar buen provecho de los conocimientos desarrollados en Inteligencia emocional, Neurociencia y Psicología positiva.


 

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies