Destacados

El Atlantic Explorer y James Cameron, junto con National Geographic, buscan la Atlántida entre Huelva y Cádiz

A la derecha el premiado cineasta Simcha Jacobovici dirigiendo una de las tomas en el sitio con posible mapa rupestre de la Atlántida de Campanario Badajoz

Buzos del equipo de National Geographic lanzandos al mar para filmar sitios entre Cadiz y Huelva

En el centro Georgeos Diaz-Montexno  y varios expertos contratados por National Geographic analizando filmaciones de posibles restos bajo las aguas entre Cadiz y Huelva

Georgeos Diaz-Montexano en el centro junto a dos tecnicos nortemaricanos visionando lo que le ROV estaba filmando bajo el Golfo de Cadiz

Simcha-Jacobovici dirigiendo una escena en DOÑANA

barcos atlantes Cueva de Jimena de la Frontera

Posible mapa rupestre de la Atlántida de Campanario, Badajoz

¿Se encontraba la isla Atlantis frente a las costas de Huelva y Cádiz? Esta es la teoría que viene presentando y defendiendo, desde hace más de dos décadas, el experto en atlantología histórico-científica, Georgeos Díaz-Montexano, quien acompañado por un equipo de casi cuarenta personas de diferentes nacionalidades, ha estado buscando recientemente evidencias y ruinas de la legendaria civilización marítima para la filmación de un documental en formato largometraje de dos horas de duración para National Geographic Channel, que tiene como productores ejecutivos a James F. Cameron y Yaron Niski.

En el documental, el célebre y premiado cineasta canadiense, Simcha Jacobovici, va visitando varios lugares del Mediterráneo tales como Santorini, Malta, Sicilia y Cerdeña, y también del Atlántico, especialmente sitios de la península ibérica (Ciudad Real, Jaén, Sevilla, Cádiz, Huelva y Badajoz) y de las islas Azores, guiados por los más importantes expertos locales.

Para la filmación de los lugares de la península ibérica con posibles evidencias o indicios que podrían ser relacionados de algún modo con la tradición de la Atlántida, James F. Cameron, en coordinación con Simcha Jacobovici y National Geographic, decidieron contratar al que consideran actualmente como el mayor experto en atlantología histórico-científica, el hispanocubano Georgeos Díaz-Montexano, hijo, nieto y biznieto de españoles que reside en España desde 1994. Díaz-Montexano condujo a los productores por una serie de lugares de la península, tanto en tierra como bajo el mar, desde Ciudad Real, Badajoz y Jaén, hasta Barbate, pasando por Sevilla, Matalascañas, Doñana, Jimena de la Frontera y Chiclana de la Frontera.

Después de que National Geographic tramitara los permisos correspondientes, se pudieron filmar santuarios rupestres y ciudades, que según el citado atlantólogo hispanocubano, podrían haber pertenecido a la civilización atlante, o cuando menos, ser lugares memoriales donde una tradición similar a la de la Atlántida quedó plasmada en forma de símbolos e inscripciones y mapas rupestres que claramente nos hablan de una “isla sumergida” (¿Atlantis?) y un “dios de las aguas” (¿Poseidón?) junto a barcos impulsados por remo y velamen, datados por radiocarbono en tiempos muy antiguos, muy anteriores a la llegada de los fenicios (Cueva de Laja Alta, Jimena de la Frontera), y hasta el mismo diseño urbanístico y arquitectónico de los recintos sagrados, santuarios, poblados y ciudades memoriales, entre las que se podrían citar el santuario del Cancho Roano, en Badajoz, según hipótesis del arqueólogo e historiador, Richard Freund, y las antiguas ciudades concéntricas del Calcolítico que -según las hipótesis de Georgeos Díaz-Montexano- al igual que la capital de Atlantis, alternaban fosos circulares que eran inundados de agua con anillos de tierra, como las de Marroquíes Bajos (Jaén), y Perdigoes (Reguengos de Monsaraz, Portugal).

Para poder filmar los sitios bajo el mar se necesitaba una embarcación con suficiente capacidad para investigación científica subacuática, y el barco elegido por Díaz-Montexano fue el Atlantic Explorer, barco de bandera española, cuyo principal puerto base se halla en la isla de Gran Canaria. La propuesta del experto en atlantología para National Geographic fue finalmente bien recibida por los productores y el Atlantic Explorer de la empresa QSTAR Subsea Solutions se convirtió así en el “buque insignia” de la expedición marítima en busca de posibles restos de los tiempos en que proliferó la civilización o gran cultura marítima que los griegos conocieron como Atlántica o de la Atlántida.

Algunos de los sitios pre-localizados por el citado experto en atlantología histórico-científica -durante su más de veinte años dedicados a la investigación de la Atlántida- tanto en tierra como en mar, frente a las costas de Huelva, Cádiz, Portugal y Marruecos, se convirtieron en los principales objetivos de filmación de National Geographic para la parte del documental que busca posibles restos de la civilización de la Atlántida en las aguas del Atlántico.

La búsqueda no ha concluido con la terminación del rodaje. De hecho, el tiempo no ha sido suficiente para poder filmar todos los sitios pre-localizados por Díaz-Montexano, y, por ello, la SAIS seguirá investigando frente al litoral atlántico que es rodeado por el Golfo de Cádiz, desde Tarifa hasta el Cabo se San Vicente y las islas de Madeira, y desde Tánger hasta las Canarias, por la parte de Marruecos con el apoyo de National Geographic y la Hartford University, quien ha decidido crear un acuerdo de colaboración inter-universitario con España, para poder apoyar y financiar las investigaciones de Georgeos Díaz-Montexano sobre la Atlántida.

Para seguir investigando el tema -más allá de la realización del documental de National Geographic- la Scientific Atlantology International Society (SAIS), cuyo Presidente es el Dr. César Guarde-Paz, el Vicepresidente, Miguel Galindo del Pozo (integrante también del equipo de investigación que buscó posibles ruinas en las aguas de Barbate), y el Presidente Emérito, Georgeos Díaz-Montexano, se ha propuesto como plan de investigaciones continuar con la pre-localización de otros sitios bajo el mar que podrían ser interpretados como restos de la legendaria civilización. Para desarrollar tales actividades la SAIS presentará un plan de intenciones y propuestas a Patrimonio y a todas las instituciones pertinentes nacionales y locales, y a la UNESCO, para que todo sea absolutamente legal y bien asesorado por científicos qualificados.

Equipo de filmacion de National Geographic en el barco cientifico Atlantic Explorer

Según Guarde-Paz, Galindo y Díaz-Montexano, “existen suficientes evidencias para sostener que la isla Atlantis -de haber realmente existido- podría encontrarse, en parte, bajo las aguas del Golfo de Cádiz, bajo el mar, y próxima a las costas gaditanas y onubenses, justo en el mismo sitio donde claramente Platón -entre otras antiguas fuentes- coloca el comienzo de la isla”.

Una de estas fuentes son mapas egipcios de más de 4.000 años de antigüedad, “donde se puede ver una isla que abarca desde muy cerca de Barbate hasta la desembocadura del Guadalquivir, o incluso hasta el mismo Cabo de San Vicente, según se aprecia en algunos de tales mapas.

Una isla, o isla/península, que casi como una extensión de la misma plataforma continental, ocuparía como mínimo medio Golfo de Cádiz”. Según Platón -que escribe a través de los apuntes que su tío-pentabuelo Solón trajo de Egipto- dicha isla desapareció tras varios seísmos de gran intensidad y una gran inundación o mega-tsunami. Los investigadores de la SAIS manejan la hipótesis de que la isla se encontraría justo sobre un área del Golfo de Cádiz donde chocan las placas tectónicas de Europa y África, exactamente por encima de una zona de alta actividad sísmica.

Equipo-National-Geographic-Laja-Alta-Jimena-de-la-Frontera

El documental sigue con el tema que ya inició en otro documental de National Geopraphic, en 2011, el profesor Richard Freund de la University of Hartford, quien entonces situó la Atlántida en los alrededores de Doñana, pero que ahora, tras analizar las evidencias de mayor calidad presentadas por Díaz-Montexano, acepta que en Doñana podría haber estado en realidad la ciudad de Tartessos, y que esta sería, como defiende el atlantólogo hispanocubano y Presidente Emérito de la SAIS, una ciudad algo posterior a la desaparición de la isla Atlantis, que habría sido fundada por descendientes de los mismos atlantes.

El resultado de estas expediciones y filmaciones, tanto en tierra como en mar, a bordo del Atlantic Explorer, está previsto para ser estrenado antes de que finalice 2016, en una superproducción de aproximadamente dos horas de duración, y ya se ha acordado con Georgeos Díaz-Montexano una continuación que se rodará en un plazo de tres o cuatro años, donde serán incluidos otros de los numerosos sitios y evidencias presentados por el atlantólogo hispanocubano a National Geographic que por cuestiones de logística, permisos y tiempo, no pudieron ser filmadas en esta ocasión.

Scientific Atlantology International Society (SAIS)
http://www.Atlantisais.org

Créditos:

La ilustración sobre barcos atlantes y de un posible mapa rupestre: Monik Perz (http://www.MonikPerz.com.ar), para SAIS y National Geographic (2016).

Fotos: Georgeos Díaz-Montexano y Caroline Biolay (2016).

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies