La Palma del Condado

El nuevo vino nace en el Condado con aires cervantinos

El rito de Nacimiento del Vino se volvió a cumplir en la LVII Fiesta de la Vendimia del Condado, dedicada a Cervantes en La Palma, sumándose a las innumerables actividades organizadas a lo largo de este año, declarado Año Cervantino en La Palma, conmemorando así la presencia del insigne escritor en La Palma en el año 1593, eso sí, en calidad de recaudador de impuestos.

El alcalde de la ciudad, Manuel García Félix, dio la bienvenida a todos los presentes en un acto que pretende –dijo- homenajear a todos los que hicieron posible que los caldos palmerinos adquieran un gran renombre, “aquellos quijotescos pioneros que derribaron murallas, no solo por su talento, sino por su audacia; porque el vino es elemento sustancial de nuestra historia y el que reivindicamos cada día como pieza angular de La Palma, porque somos conscientes del peso que hemos heredado y, por eso, pretendemos ser respetuosos con ella”.

El alcalde manifestó que la cultura enológica y etnologíca ofrece grandes potencialidades para el desarrollo de La Palma. Apeló a la juventud, representada en el acto en la figura de la Reina y Damas, “que traen ilusión y sueños y nos proyecta al futuro vitivinícola de nuestra ciudad”.

Tuvo también palabras para el Capataz de Honor, Luis Baras Japón, principal vigía del Nacimiento del Vino, dijo. El alcalde ensalzó su figura de comunicador, de hombre de la cultura, su amor por Triana o su faceta de compositor de sevillanas como las famosas Lloran los pinos del Coto, “te doy la bienvenida, Luis, en nombre de esta ciudad que te obsequia con la Venencia de la amistad”.

El alcalde recordó los proyectos en marcha por el consistorio palmerino y que son modelos de gestión innovadores y sostenibles como el Plan de Movilidad Urbano, el Turismo, el reconocimiento de Europa hacia La Palma “a la que seguimos dando

lecciones con proyectos como Sabor Sur que gracias a nuestros vinos y a la excelencia gastronómica coloca a La Palma en el mapa europeo y español”.

Manuel García Félix hizo un llamamiento para la unión de los pueblos del Condado para así relanzar con fuerza el desarrollo de municipios que comparten sectores como la agricultura o el turismo, “para que la marca de nuestro Consejo Regulador sea una marca potente en el mercado”.

El alcalde también anunció que La Palma va a entrar a formar parte de la Red de Ciudades Cervantinas y el próximo hermanamiento con el pueblo de Campo de Criptana.

Seguidamente el alcalde coronó a la Reina de la Vendimia, Sara Domínguez Casado, quien mostró su agradecimiento por tal nombramiento y recordó a sus antepasados que apostaron por trabajos relacionados con la vid. Luego presentó a cada una de sus diez damas que componían su corte de honor.

Un ceremonial de siglos y siglos que prodiga la vid en el Condado, de la cepa hasta la bodega, en donde La Palma, generosa, ha abierto sus puertas para dar paso al mosto que con fuerza se aprieta en los racimos que embellecen aun más la plaza de España de La Palma, escenario sin igual de la Fiesta. Un escenario obra de Francisco Javier Pichardo y salpicado de referencias cervantinas.

Hasta el escenario subió el concejal de Cultura, Pablo Andrés García, quien dio lectura al acta de nombramiento del Capataz de Honor, Luis Baras Japón. Acto seguido el alcalde, Manuel García Félix, le entregaría la Venencia que lo acredita como Capataz de Honor de esta 57 Fiesta de la Vendimia del Condado, “agradezco con mi corazón esta venencia que me otorgáis y os aseguro que ocupará un lugar destacado, no solo en mi casa, sino en la repisa de mi alma que es donde se alojan los recuerdos imborrables”, dijo.

El discurso de Luis Baras tuvo un tono poético, lleno de anécdotas cervantinas que lo relacionan con el vino, y como no a la vendimia de La Palma, “hoy vengo con la misión de anunciar la fiesta grandiosa de la vendimia de La Palma y su comarca, el tiempo y vuestra historia vitivinícola han logrado el milagro de otorgarle a vuestros vinos la calidad necesaria para representar lo mejor de vosotros mismos.”

Baras Japón también se refirió a la actualidad que está viviendo Cataluña, “solo saben levantar muros de separación en vez de tender puentes de unión, quiero manifestar que me siento orgulloso de ser andaluz, de mi cultura y que me siento español y respeto la Constitución, la democracia y sus leyes”.

Un inciso para un discurso en el que el vino fue el protagonista, “vuestros vinos, brandis, licores y vinagres tienen la personalidad y el estilo propio y la vitola de vuestro orgullo”, sentenció.

Uno de los momentos más esperados fue el ritual del Nacimiento del Vino, al evento que da cuerpo y sentido al alumbramiento del nuevo caldo. Para ello, las puertas de la Iglesia Parroquial se abrieron de par en par para que la imagen de Nuestra Señora de

Guía presidiera la bendición de la uva. Luego, se escenificó el acarreo por parte de las damas, la molturación de la uva, y el depósito, en la bota de roble, del caldo recién

nacido, anunciándose a todo el Condado con repiques de campanas y cohetes. El Capataz de Honor y la Reina de la Vendimia depositaron en la bota de roble el líquido elemento.

Todo el acto estuvo salpicado de actuaciones musicales y de danza como la de Junior Mínguez, que interpretó Verde que te quiero verde y un original rap dedicado a Cervantes. También subía por primera vez a un escenario Rocío Soto, hija del cantante José Manuel Soto, quien interpretó unas sevillanas y una rumba compuesta por su padre titulada El mundo es un molino. Le acompañó a la guitarra Fran Iñigo y a la danza, Marta Mateos.

Antes de finalizar el acto tuvo lugar el brindis entre las autoridades presentes. Brindis con el nuevo vino de la Cooperativa Nuestra Señora de Guía, realizado a partir de nuestra uva zalema.

Ante la necesidad de promocionar los vinos de esta comarca del Condado de Huelva, en 1961 se creó la Fiesta de la Vendimia del Condado, que se convirtió en el centro de referencia para atraer a bodegueros de toda la zona. Desde entonces, una labor agrícola tradicional como la vendimia, la recolección de la vid, tuvo fijada una auténtica “fiesta” para celebrar el nacimiento del primer mosto del año, origen de esos vinos afrutados y generosos, vinagres y brandis que tanta promoción, fama y nombre han dado a estos lugares. Este Acto Protocolario de Nacimiento del Vino se celebra desde entonces en el centro geográfico del Conjunto Histórico de La Palma del Condado: la Plaza de España.

La Fiesta de la Vendimia del Condado posee un ceremonial tan estético y esplendoroso que sorprende a los visitantes que no la conocen y los convierten en fieles espectadores año tras año. La coronación de la Reina el Nombramiento del cargo honorífico de Capataz de Honor, el discurso del Mantenedor; la Bendición de la uva ante la venerada imagen de Ntra. Sra. de Guía, Patrona de los labradores y campos de La Palma; la buena música, la canción lírica y el cante, la danza, tanto flamenca como contemporánea; el nacimiento del primer mosto o el Brindis final son motivos más que suficientes para convertir esta Fiesta de la Vendimia en uno de los acontecimientos culturales más importantes del otoño de la provincia de Huelva. A la cita no faltan personalidades de todos los ámbitos y artes, y como el vino es vida, le han puesto voz: Carlos Herrera, José Antonio Maldonado, Lola Flores, María José Alfonso, Antonio García Barbeito, Carlos Iglesias de la Cueva o Tico Medina.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies