El “pufo” de Cansino

El Partido Popular de Punta Umbría ha conseguido terminar de pagar la deuda que José Carlos Hernández Cansino dejó cuando se encontraba frente al partido en la localidad. Un “pufo” que hizo que los populares tuvieran que pedir un préstamo. Así lo ha explicado en su cuenta de Facebook la candidata a la Alcaldía de la localidad por este partido, María Sacramento, que ha indicado que “hace un par de días hemos pagado, por fin, el último recibo del préstamo que tuvimos que pedir hace cuatro años para hacer frente a nuestros gastos más los casi 11.000 euros que Cansino nos dejó colgados”.

Sacramento califica a Cansino como “es ese ‘señor’ que os encontráis hasta aburrir colgado de farolas, el narcisista de las pancartas, el del derroche y el amor a su imagen” y critica que ese mismo derroche “lo llevó a cabo hace 8 años, antes de dejarnos colgados con el préstamo que pidió y hemos tenido que pagar otros”.

Así, la candidata popular insiste en que “nosotros ya hemos pagado sus deudas, las deudas de un tramposo que pretende ser alcalde de mi pueblo. Y mi pueblo hará lo que crea conveniente, pero que sepa que si deciden darle su confianza a ese personaje, se la estarán dando a una mala persona, tramposa y que no quiere más que alimentar su ego y el de su imagen a costa de dañar la nuestra”.

Tras dejar de ser alcalde de la localidad en el año 2007, Hernández Cansino creó un nuevo partido Unidos por Punta Umbría (UPU) con el que sigue representando a los puntaumbrieños en el consistorio, aunque parece que entre sus antiguos compañeros y sus adversarios políticos no despierta muchas simpatías.