Huelva

El Simpecado de Huelva se despide de la ciudad entre un mar de pétalos y peregrinos

Salida de la Hermandad de Huelva/ Alberto Díaz

El Simpecado de la Hermandad de Huelva se ha despedido de la ciudad hacia las 11.30 horas de la mañana, tras su última parada en la Comandancia de Marina antes de enfrentar el camino hasta la Punta del Sebo y su salida camino a la aldea del Rocío.

Tras la Misa de Romero, hacia las 09.00 horas, comenzaba su andadura, un año más, la hermandad más esperada en El Rocío y que más peregrinos arrastra consigo, en concreto, unos 6.000 o 7.000 peregrinos a pie y alrededor de 2.000 caballistas acompañan al Simpecado de Huelva en esta romería. La hermandad de Huelva lleva este año 54 carros tradicionales, ocho carros cuadrados, 25 jardineras, 41 tractores.

La hermandad ha recorrido las calles de Huelva con sus típicas paradas para despedirse de la ciudad, la primera de ellas, en la iglesia del Rocío, lugar en el que, además de la ofrenda floral, han cantado la Salve de los Romeros de la Puebla, para luego proseguir su caminar desde Isla Chica hacia el centro de Huelva, rodeados de un mar de onubenses y visitantes de fuera que no han querido perderse la salida de la hermandad más multitudinaria.

A su llegada a la Diputación provincial, vicepresidente de la Diputación de Huelva, José Fernández, y la diputada de Infraestructura, Medio Ambiente y Planificación, Laura Martín, han hecho entrega, en nombre de toda la provincia, de una ofrenda floral al Simpecado de la Hermandad de El Rocío de Huelva y han deseado un buen camino a todos los romeros que peregrinan con esta hermandad, así como con el resto de hermandades de la provincia que se dirigen ya hacia la aldea.

Tanto Fernández como Martín han deseado al presidente de la Hermandad, Antonio Sánchez de Piña, y a la Hermana Mayor, Cinta Burguillos, que Huelva viva un buen Rocío y que el trayecto hasta la entrada en la aldea, que se producirá la noche del viernes, transcurra sin incidentes.

Desde la Diputación se ha querido resaltar la “importancia y popularidad” de la Hermandad de Huelva que protagoniza cada año “uno de los momentos más emotivos de toda la romería cuando realiza su entrada en la Aldea”, reuniendo a miles de personas que acuden al Rocío solo para ver este momento tan emocionante.

Llegaba luego el momento más esperado por la hermandad y por los cientos de onubenses que se arremolinaban alrededor del Ayuntamiento de Huelva, dónde Huelva ha hecho entrar el Simpecado hasta la misma puerta del consistorio, como siempre, acompañado por los peregrinos que no se mueven de su lado hasta la llegada a la aldea. Un mar de peregrinos que se mostraban emocionados a la salida de la hermandad de su tierra.

En ese momento, el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, ha deseado un buen camino y “que vuelva todo y todos igual que se han ido” y ha señalado emocionado que la ciudad entera está con la hermandad.

A continuación, ha tenido lugar una enorme petalada desde el balcón consistorial, al mismo tiempo que el coro del Lazareto cantaba la Salve Rociera junto a todos los peregrinos y onubenses que se han dado cita en el lugar. Huelva se resistía a irse, pero tenía que continuar su camino, así que la hermana mayor, con “un nudo de sentimientos encontrados” ha dado la orden para que el Simpecado, y la hermandad continuaran su camino.

Huelva se queda vacía un año más, y ya El Rocío espera impaciente la llegada de una de las hermandades más importantes que participan en la romería.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies