Huelva

Diez años de la desaparición y muerte de Mari Luz Cortés

El 13 de enero de 2008 se produjo la desaparición de Mari Luz Cortés en el populoso barrio de El Torrejón. Han pasado diez años de aquella tragedia y el nombre de la pequeña aún sigue en la mente de toda de la sociedad onubense.

Santiago del Valle fue condenado por aquel hecho a 19 años de cárcel por asesinato y a tres más por un delito de abusos sexuales.

Del Valle fue encubierto por su hermana Rosa, también condenada, en su caso a nueve años por ser cómplice de este asesinato.

La pequeña Mari Luz, tenía cinco años y salió de su casa ese fatídico día a comprar golosinas y ya nunca volvió. Su cuerpo apareció 54 días después, un 7 de marzo, en el muelle petrolero del puerto exterior, de la ría de Huelva.

Este ha sido uno de los casos más mediáticos de la ciudad y que más conmocionó, tanto a los onubenses como al resto de España, puesto que Santiago del Valle se encontraba en la calle debido a una cadena de errores judiciales ya que estaba eludiendo la cárcel desde 2002 por una condena de pederastia.

Debido a esto, Rafael Tirado, el juez que debía tramitar los autos de ejecución de la pena de 21 meses de prisión por un delito continuado de abusos sexuales, y un año por falsedad en documento oficial impuesto a Santiago del Valle por actos anteriores a la muerte de Mari Luz; fue condenado por la Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial a una pena de 1.500 euros, aunque el padre de la pequeña, Juan José Cortés, pidió su retirada de la carrera judicial.

Durante los días en los que la niña estuvo desaparecida toda la sociedad onubense se volcó en búsqueda, aunque finalmente la desgracia se cernió sobre su familia al hallar su cadáver flotando en la ría, tras lo cual, su familia, encabezada por su padre, Juan José Cortés comenzó una campaña para que se hiciera justicia.

Campaña que aún hoy sigue abanderando, ya que es una de las voces que defienden en España la prisión permanente revisable. Este pasado jueves, en declaraciones a la Cadena Ser, Cortés señaló que la mayor justicia “la de verdad, está en el cielo porque privar de libertad a una persona no va a devolverme a mi hija” y aprovechó nuevamente la ocasión para pedir que no se retire la prisión permanente revisable.

Santiago del Valle fue detenido el 25 de marzo de 2008 en una parada de autobuses de Cuenca, provincia en la que se trasladó, concretamente a la localidad de Pajaroncillo, y declaró a los agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía que abordó a la niña por la calle, que le acompañó por voluntad propia hasta su casa y cuando subían las escaleras, la menor cayó accidentalmente y murió, misma declaración que mantuvo durante la celebración del mediático juicio que tuvo lugar en Huelva.

Tras esta supuesta acción, señaló que la llevó a la ría y arrojó el cuerpo, aunque sin señalar el lugar exacto, que fue desvelado por dos profesores de Geología de la Universidad de Huelva que analizaron la arena que encontraron en el coche de su hermana con diferentes puntos de la ría, algo que, unido al estudio de los movimientos mareales que se produjeron esos días y que empujaron al cadáver al lugar de su aparición hizo que pudieron determinar el lugar exacto en el que arrojaron el cuerpo ya sin vida de la pequeña. Esta fue una de las declaraciones claves en el juicio para condenar a ambos hermanos.

Rosa del Valle se encuentra actualmente en libertad tras salir de la cárcel de Alcolea (Córdoba) en septiembre de 2012 con un tercer grado tras cumplir la mitad de la condena.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies