Bonares

Falete enamoró a Bonares con su homenaje a la copla

Falete hizo vibrar a Bonares / Fotos: Ayuntamiento de Bonares

(Texto: María Suárez)

Falete enamoró anoche a Bonares. La Plaza de España de la localidad congregó a cientos de seguidores del cantante, entre vecinos y visitantes, que no quisieron perderse el homenaje que hizo a la copla y a algunas de las voces más destacadas de nuestro país, como Rocío Jurado, María Jiménez o incluso Bambino dentro del ciclo cultural Noches de Verano.

Una hora antes de que se iniciara el concierto del artista sevillano, no quedaba libre ni una de las sillas preparadas para la ocasión.

Y minutos después de que el reloj de la Plaza de Abastos anunciara las diez de la noche, se encendieron los focos, reinaba el silencio, y en el escenario cada músico del artista comenzaba a ocupar su lugar.

Rebosante de arte y energía, con mantón y bata de cola incluidos, salía el cantante al escenario. El público vibró con cada una de las canciones, que fueron muy aplaudidas.

Llegó el final de la primera parte de la actuación del artista, el cual salió del escenario hacia el camerino entre sonoros aplausos y vítores. En este descanso, Álvaro Ortíz “El Sarabia”, uno de los mejores bailaores de flamenco del panorama actual, dejó al público hipnotizado con sus pasos de baile, guiados por los cantes flamencos de una de las palmeras de Falete.

La segunda parte del recital no se quedó por detrás y arrancó el cante y las palmas del público que acompañaban las canciones del artista.

Cuando esta llegó a su fin y el cantante hubo dado las gracias al Ayuntamiento de Bonares por haber hecho esa actuación posible, el gentío no quería que este se fuera sin cantar una última canción más.

Por esto, el artista quiso tener un detalle con el público y le indicó a sus músicos que improvisaran rápidamente un “tablao” flamenco. El cantante decidió que esto sería “a capella”, lo que hizo que el público enloqueciera y terminara la actuación con una gran ovación para el artista, que dijo sentirse “muy querido” por sus espectadores.

Cuando el recital hubo concluido y el artista bajó del escenario dirigiéndose a los camerinos, los asistentes seguían de pie aplaudiendo a este icono de la copla y flamenco, al cual se le reflejaba en el rostro la satisfacción y la emoción que esto le producía.

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies