La Palma del Condado

La caridad en las hermandades, el IES La Palma, y la Archicofradía de María Auxiliadora, Medallas de La Palma 2018

Este domingo, declarado por el consistorio palmerino como Día de La Palma, ha tenido lugar la entrega de las Medallas de la ciudad que reconoce así la labor de personas, instituciones, asociaciones o colectivos que han destacado por su trayectoria en pro de La Palma. En un acto muy solemne, donde ha participado toda la corporación municipal, y en un Teatro España lleno, los sones del himno de Andalucía daban el comienzo a la entrega de las Medallas 2018.

La Medalla de La Palma a la Cultura y las Artes ha sido para la Archicofradía de María Auxiliadora. Ha sido entregada por el alcalde palmerino a su presidente, Eugenio Bernal. La devoción a María Auxiliadora está documentada de forma particular desde 1905, pero su generalización llega en 1961 de la mano de los Salesianos y la fundación de la Archicofradía de María Auxiliadora al año siguiente para fomento del culto a la venerada imagen que tallara Carlos Bravo Nogales. Con posterioridad se construye la iglesia de El Salvador por donación de la familia Noguera-Espinosa, foco de un fervor mariano transmitido gracias al predominio de la mujer que ha sabido integrar a celadoras, cooperantes, alumnado y sacerdotes con la juventud; verdadera continuadora ya de una realidad muy viva en La Palma. En el transcurso de este periodo, ha aglutinado un valioso patrimonio cultural artístico, literario, musical y festivo, enraizándose en la tradición popular palmerina bajo las directrices de la Inspectoría Salesiana María Auxiliadora con sede en Sevilla, a la que pastoralmente está agregada. Es destacable el espíritu siempre alegre que compromete a los jóvenes con causas como la donación de órganos, la visita a ancianos y enfermos y el estimulo educativo. Estos son los avales de esta Medalla que los miembros de la Archicofradía han aceptado con enorme alegría y satisfacción.

La Medalla de La Palma a la Educación e Investigación de este 2018 ha sido para el IES La Palma, por sus 50 años de formación profesional En nombre todo el Instituto ha recogido la Medalla, el director del mismo, Juan Jesús Sánchez. Con la creación en 1968 de la Escuela de Aprendizaje Industrial, que promueve el Ayuntamiento para poner a los jóvenes en el camino de hallar un oficio con una formación práctica y técnica a la par que proyecta su futuro hacia el mundo laboral, se inicia la vida educativa del actual IES La Palma. De sus primeras enseñanzas de Ajustador y Tornero de la sección Mecánica de la Rama del Metal e Instalador-Montador de Electricidad, se ha llegado a una compacta oferta curricular de Ciclos Formativos que comprenden FP Básica de Mantenimiento de vehículos; Grado Medio de Peluquería y cosmética capilar, Gestión administrativa y Electromecánica de vehículos; y Grado Superior de Gestión y finanzas. Todos ellos acercándose al entorno productivo de la comarca, al incremento de la empleabilidad, a la competitividad empresarial y a la generación de un espíritu emprendedor.

El IES La Palma, a lo largo de estas cinco décadas de FP, se ha consolidado como modelo de institución académica comprometida con el alumnado y con los desafíos educativos docentes, que se ha adaptado a los diversos planes de estudio manteniendo siempre vigentes los estándares de calidad y excelencia.

En su discurso, el director del mismo, Juan Jesús Sánchez, ha querido transmitir la vocación del centro en servir a la calidad en la educación para el bien de La Palma, Huelva, Andalucía y España.

Por otro lado, la Medalla de La Palma a los Valores Humanos ha sido para la bolsa de caridad de las Hermandades palmerinas. En su nombre ha recogido la Medalla el presidente del Consejo Local de Hermandades y Cofradías de La Palma, José Manuel Albarrán. También han subido al escenario los presidentes, hermanos mayores y sus respectivos vocales de caridad de todas las hermanadades palmerinas a las que se les ha entregado un diploma.

Con esta Medalla se ha puesto en valor que ante las crisis sociales, las hermandades de La Palma han respondido a las circunstancias sobrevenidas con firmes acciones que tratan de aliviar las situaciones extremas de sus hermanos y la generalidad de los vecinos. Estas obras son herederas de aquellas de beneficencia de los antiguos hospitales y Juntas Municipales que han existido a lo largo de los siglos.

Las actuales Hermandades del Stmo. Cristo del Perdón, Ntro. Padre Jesús Cautivo, Ntro. Padre Jesús Nazareno, Santo Entierro, Sta. Cruz Calle Sevilla, Sta. Cruz Calle Cabo, Sacramental, Ntra. Sra. del Rocío, Ntra. Sra. del Valle, Archicofradía de María Auxiliadora y Asociación Ntra. Sra. de Fátima constituyen auténticos activos sociales que se identifican con la realidad latente y son ejemplo de ayuda velada a la hora de poner en práctica la caridad, multiplicando esfuerzos y saliendo de este modo al paso de las necesidades de muchas familias.

Cada vez son mayores los recursos que han de buscar y gestionar las Diputaciones de Caridad en estos contextos. Pero aparte de esta ingente labor directa de servicio al prójimo, en esa lección de humildad el jurado también ha subrayado el ejercicio de la caridad en el apoyo a otros institutos y asociaciones a fin de fomentar los valores de solidaridad y humanidad tan precisos en la sociedad.
Igualmente el Ayuntamiento ha querido tener un reconocimiento para el Cuerpo de Policía Local de La Palma por su labor de atención a la seguridad ciudadana y seguridad vial. Reconocimiento también para Moisés Aguilar, el recogepelotas de La Palma C.F. que no dudó en auxiliar a un jugador del equipo contrario que se encontraba tendido en el campo de juego tras una caída, gesto que dio la vuelta al mundo.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies