Inteligencia Emocional

La Inteligencia emocional, un valor ‘exponencial’ en las empresas para la Revista FORBES

La demanda de habilidades intra e interpersonales en las empresas es una realidad incuestionable, en una tendencia cada vez más consolidada a la hora de seleccionar aspirantes a puestos de trabajo

Con anterioridad hemos hablado del valor cada vez más alto que se le otorgan a las habilidades y destrezas sociales y emocionales en el mercado de trabajo. La Inteligencia emocional, que va más allá de la experiencia curricular del trabajador, comprende toda una serie de skills tienen muy en cuenta las empresas a la hora de seleccionar a los profesionales de su equipo.

Instituciones, entidades y empresas como el Foro Económico Mundial, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) o Adecco ya han reparado en esta nueva realidad, en la creciente demanda de destrezas en Inteligencia emocional, y podemos añadir asimismo a la prestigiosa revista Forbes, publicación especializada referente en negocios y finanzas, que habla en un artículo sobre los rasgos y habilidades que más se subestiman entre los empleadores a la hora de contratar a candidatos.

Entre ellos figura la Inteligencia emocional, considerada como un “valor exponencial” en la organización según el Consejo de la Agencia Forbes, que conforman las organizaciones y ejecutivos más exitosos en el ámbito de las relaciones públicas, estrategia de medios o agencias creativas y publicitarias.

Entre las habilidades “subestimadas”, y por ello cada vez más en auge, se encuentran además de la Inteligencia emocional, otras como la perseverancia, la curiosidad, la capacidad y disposición para aprender. En el caso de la Inteligencia emocional, Brian D. Evans, de la consultora BDE Ventures, argumenta que es una habilidad que “buscamos de inmediato; no queremos robots”, y por ello conocen la importancia de la emoción en los negocios, y de destrezas como la empatía.

Esta tendencia coincide al cien por cien con los planteamientos expuestos por el Foro de Davos y la OCDE, y desde la revista Forbes también se apunta a que los líderes empresariales ya están comenzando a buscar empleados que “tengan algo más que habilidades técnicas”, es decir, destrezas sociales e interpersonales.

Robert Half UK, una de las consultoras de recursos humanos de referencia en el Reino Unido, la mayoría de las organizaciones (aproximadamente el 60%) consideran la Inteligencia emocional como un valor primordial en los trabajadores.

«Tenemos que saber manejar las emociones y saber cómo reaccionar ante ellas en los demás»

 

En otro artículo publicado en Forbes, Michele Markey, vicepresidenta de operaciones de capacitación de SkillPath, un proveedor líder de capacitación en desarrollo personal y profesional, destaca la necesidad de incrementar la Inteligencia emocional en los equipos. “Cuando se canalizan apropiadamente, las emociones fuertes, incluso la ira y la frustración, pueden empujarnos hacia adelante. Más bien, el problema es nuestra incapacidad para manejar las emociones en el momento y saber cómo reaccionar ante ellas en los demás”, incide Markey.

En este contexto, desde los sectores público y privado están apostando en la actualidad por los programas de Educación emocional e Inteligencia emocional, como por ejemplo en la elaboración de las nuevas leyes de Igualdad, en el ámbito escolar y también en la Sanidad. Experiencias como las llevadas a cabo en el Centro Médico de la Universidad de Loyola (EEUU), donde se han desarrollado programas de Educación emocional dirigidos a pediatras residentes, muestran el creciente valor de las habilidades intra e interpersonales en aras de lograr un buen ambiente en las plantillas, con un mayor grado de compromiso, trabajo en equipo, control emocional, y con recursos para combatir el estrés.

¿Cómo formarnos en Inteligencia emocional?

El Máster en Inteligencia emocional, Psicología positiva, Neurociencia, Ciencias de la Felicidad, el Bienestar y la Salud del Instituto Psicobiológico propone una formación transversal y multidisciplinar, certificada y acreditada por la Universidad Isabel I y la Fundación CertiUni, de la mano de un extraordinario equipo de catedráticos, doctores y expertos en cada materia.

El Instituto Psicobiológico tiene el honor de contar en su equipo multidisciplinar a catedráticos considerados referentes en el ámbito de la Inteligencia emocional y la Educación emocional, como pueden ser Antonio Damasio, Joseph E. LeDoux, Francisco Mora, Rafael Bisquerra, Pablo Fernández-Berrocal, estudios que se complementan con la formación en Neurociencia, Epigenética, Psicología positiva y optoimismo inteligente, Psiconeuroinmunoendocrinología o Psicobiología.


To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies