Firmas

La irresponsabilidad de un alcalde

En la imagen, el parque Moret de Huelva / Facebook del Círculo de Patrimonio Cultural

Hoy se debería de haber visto en el Pleno del Ayuntamiento de Huelva una Declaración Institucional para darle fuerza a la propuesta un impulso necesario al yacimiento arqueológico de Saltés, declarado Bien de Interés Cultural dentro de la Zona Arqueológica de Huelva. Bien es sabido que se han aprobado, tanto a nivel local por parte de este consistorio, como a nivel autonómico por parte del Parlamento andaluz; diversas propuestas por las que se comprometía la creación en este yacimiento de un Conjunto Arqueológico, lo cual supondría primero, dotar al yacimiento de recursos propios y continuados para su puesta en valor, investigación y mantenimiento; y segundo, que Huelva deje de ser la única provincia andaluza que no cuenta con una institución patrimonial de estas características, cuestión esta última, dada la importancia patrimonial de nuestra provincia, indicadora del trato discriminatorio al que se la ha acostumbrado desde la que hasta ahora era su administración autonómica.

Esperemos que con el cambio de gobierno se tornen las cosas en este sentido. Ojalá los nuevos representantes del gobierno autonómico a nivel local sean capaces de demandar lo que nuestro Alcalde no ha hecho, y dejemos de ser comparsa de Sevilla sacrificando el desarrollo de nuestra provincia en beneficio del sillón político local.

Como hemos dicho, el yacimiento arqueológico de Saltés está declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Zona Arqueológica desde el año 2001, y este si es un BIC de pleno derecho, no como otros interesados y creados a la carta por la hasta ahora administración paralela de la Junta de Andalucía. Saltés es un BIC de pleno derecho porque es un yacimiento arqueológico inédito, de más de 20 hectáreas, del que sólo se han documentado algo más del 1%, y de este porcentaje el 70% está actualmente tapado. Estamos ante un yacimiento arqueológico cuyo periodo histórico más significativo es el islámico, presenta un estado de conservación optimo al haber estado despoblado desde su abandono en época medieval, con el aliciente de encontrase en un entorno natural inigualable como son las Marismas del Odiel, Reserva Natural de la Biosfera.

Para nuestro Alcalde y su partido, nada de esto es suficiente. El que Huelva sea la única provincia que no cuente con el compromiso autonómico de unas partidas presupuestarias fijas a nivel patrimonial para la creación y mantenimiento de un Conjunto Arqueológico, no es importante. Da igual, porque el Alcalde, que es quien debe demandar esto hasta conseguirlo, no lo hace, y no lo hace por dos razones: la primera y la más importante es porque es un irresponsable político, un irresponsable político que continúa sacrificando el desarrollo de esta ciudad en beneficio propio. Y la segunda por algo no menos desagradable, como es la sumisión política a los intereses que se le marcan desde Sevilla, siendo adalid del continuo ostracismo de esta provincia a nivel de presupuestos autonómicos no ya en este apartado patrimonial, sino en general; todo a cambio de seguir siendo el actor principal político de su partido en nuestra ciudad, aunque sea a costa y con el lastre del desarrollo de Huelva.

Y explicaremos porque es un irresponsable político. Y lo es porque la ciudadanía de Huelva, hace casi cuatro años, quería un cambio en la política que se hacía en esta ciudad, sin embargo el Alcalde ha seguido haciendo la misma política de circo romano que hizo su predecesor. Y eso resulta aún más grave cuando se supone que es socialista, algo que parcee quedarle muy grande según las políticas que hace.

Ha seguido haciendo la misma política de circo romano que su antecesor agravando aún más la situación cuando, por ejemplo, ha utilizado como administración paralela a la Junta de Andalucía consiguiendo y forzando una declaración inmediata y a la carta de Bien de Interés Cultural como ha sido la del Real Club Recreativo de Huelva. Ya se le dijo en su momento desde esta misma página. Desde esa alcaldía se avaló la brillante idea de forzar la declaración de BIC del Recre para poder expropiarlo a su anterior propietario, librando a este de la deuda que tenía y trasladando esta deuda a las arcas municipales. Brillante idea del señor alcalde, imaginamos que el anterior propietario al que libró de más de 20 millones de deuda a través de una expropiación voluntaria le tendrá en un altar.

Desde entonces las aportaciones de dinero público al Recreativo de Huelva han sido continuas, desconociendo por supuesto las condiciones ya que se niegan una y otra vez a mostrar todos los acuerdos alcanzados de manera que sean públicos. Se niega, como si el dinero fuera suyo, utiliza el dinero público no nos engañemos para conseguir un puñado de votos en las próximas elecciones.

Y eso es un problema importante para esta ciudad, porque significa que seguimos lastrados sin poder salir de esa política de circo romano, porque Huelva sigue sin poder avanzar y crecer más allá de la pandereta, el capirote y el fútbol. Y no estamos en contra de estas señas de identidad y tradiciones de nuestra ciudad, pero sí de que se utilicen de manera interesada por parte de los políticos lastrando las posibilidades de desarrollo de esta ciudad.

¿Es consciente nuestro Alcalde de lo que se podría hacer con todo, o con parte, del dinero público que está destinando al Recreativo? No lo creemos, y no será por falta de medios humanos y técnicos que se lo hagan ver, sino por voluntad propia, porque nosotros que no disponemos de estos medios sí somos conocedores de la cantidad de cosas que se podrían hacer, y lo somos porque escuchamos a la ciudadanía, y no sólo a la que nos interesa.

Ya se le han puesto muchas veces de relevancia la cantidad de medidas sociales que se deberían de abordar en esta ciudad y que no se pueden hacer por falta de fondos económicos. Fondos económicos que tardaron muy poco en aparecer con las reestructuraciones presupuestarias interesadas que se hicieron cuando el dinero era para el Recre, en vez de para servicios sociales, vivienda, urbanismo…

Pero no vamos a salirnos del apartado patrimonial. Una de las excusas de no intervenir en Saltés ha sido la condición de su propiedad privada. Pero aquí ni por asomo, a pesar de que ya era Bien de Interés Cultural, ni por asomo se le ocurre al ayuntamiento o la Junta de Andalucía proponer la expropiación del yacimiento arqueológico de Saltés, y es por eso entre otras cosas le consideramos un irresponsable político, ya que está esta contribuyendo a ignorar uno de los recursos económicos más valiosos y demandados por su particularidad, como es el Patrimonio Histórico, un recurso que aparte de sus propios valores culturales intrínsecos, si se pone en valor supone una fuente generadora de ingresos a nivel de sector turismo, generador de empleo y diversificador de una economía industrial y urbanística caduca y degenerativa para el desarrollo de esta ciudad.

Al Alcalde no se le pasa por la cabeza proponer la expropiación de Saltés y después buscar dinero para ponerlo en valor y convertirlo en un recurso económico de nuestra ciudad, y no lo hace simplemente porque considera que no da votos. Y eso es una irresponsabilidad como dirigente. Con la décima parte de lo que hasta ahora se ha dado al Recre, el Ayuntamiento de Huelva podría comprar Saltés, poner en valor lo ya conocido y empezar a demandar, como sucede en el resto de provincias, presupuestos autonómicos para ampliar la investigación y garantizar el mantenimiento y la difusión de este rico patrimonio arqueológico.

Pero ya no es sólo eso, es que con muy poco dinero público en comparación con lo que se dirigiendo al Recre de manera interesada el Acalde si quisiera podría cambiar el rumbo de esta Ciudad. Podría hacer valer el que seamos la primera ciudad de Occidente poniendo en valor el patrimonio arqueológico que conocemos en los espacios públicos de nuestra ciudad.

Con muy poco dinero en comparación, podría adquirir y poner en valor los restos de la muralla púnica que existen en la zona de San Pedro, y que ahora están abandonados en los bajos de un local comercial en desuso. El único paralelo arqueológico existente en la Península Ibérica con esta muralla está en Cartagena, y tiene un museo de interpretación propio.

Podría poner en valor los restos arqueológicos que ahora están abandonados con la connivencia de la Delegación de Cultura en el solar que está frente a La Soledad, incorporando este espacio puesto en valor con restos arqueológicos de la ocupación romana e islámica de esta ciudad al espacio público contiguo, y haciendo valer las ordenanzas urbanísticas existentes trasladando el uso de parking previsto en la construcción proyectada a la primera planta, liberando el subsuelo de este uso incompatible con el mantenimiento y puesta en valor de los restos arqueológicos para su difusión y disfrute por parte de la ciudadanía.

Podría poner en valor con muy poco dinero en comparación los restos arqueológicos de la conocida como Plaza Arqueológica, o los de la Plaza de las Monjas. Podría recuperar y poner en valor el extraordinario acueducto romano subterránero que discurre por las laderas del Conquero, aprovechando los casi 50.000 litros diarios que surte a través de la fuente vieja para su uso municipal, en vez de perderse por la alcantarilla como actualmente sucede, desaprovechando uno de los recursos naturales más valiosos del mundo como es el agua.

Podría hacer todo eso, y si no lo hace, como ya le he dicho, no es por falta de medios humanos o técnicos, que los tiene y de sobra; sino por su falta de voluntad e irresponsabilidad política que hace uso de estos medios para mantener políticas obsoletas y terminales para el desarrollo de esta ciudad.
Porque si quisiera, con muy poco dinero en comparación con lo que ya se ha gastado podría por fin acabar con el urbanismo desmesurado y caótico que se hace en esta ciudad, y que es imposible de ordenar bajo un Planeamiento General porque no tiene ningún sentido que lo aglutine. Podría hacer caso de lo que una parte importante de la ciudadanía le pide, liberando de cargas urbanísticas los Cabezos que quedan de esta ciudad, seña de identidad histórica de la misma que están dilapidando, y trasladando las cargas urbanísticas que los afectan a la zona del Ensanche de la Ría y de la Avenida de Andalucía que tienen sobrada capacidad para las necesidades de crecimiento de esta ciudad.

Es un irresponsable porque cuando estaba en la oposición y era Delegado de Urbanismo, recurrió y llevó hasta el Tribunal Supremo el desarrollo urbanístico aprobado unilateralmente por el ayuntamiento de Huelva para el Cabezo de La Joya; y ahora que está en el poder de ese Ayuntamiento impulsa una modificación urbanística manteniendo ese uso urbanístico, en vez de derogarlo y permutarlo por usos urbanísticos en otras zonas, y más aún cuando el 40% de esos intereses son de la administración pública, entre Junta de Andalucía y Ayuntamiento.

Si hace todo eso y mantiene un urbanismo a la carta de los intereses inmobiliarios privados es porque es continuidad de lo que ya había, y porque le importa muy poco la ciudad de Huelva y mucho su posición política.
Imaginemos lo que supondría para Huelva como ciudad que desde su Ayuntamiento se hiciera una política responsable que pusiera en valor su exclusivo patrimonio histórico y natural. Imaginemos una Huelva con una arteria verde que discurriera desde el Cabezo de la Joya, en pleno centro de nuestra ciudad, hasta el abandonado y marginal espacio del Parque Moret, atravesando el olvidado a su suerte Cabezo Roma y a través de las Laderas del Conquero. ¿Se imaginan como cambiaría esta ciudad si estos espacios se ganaran realmente para la ciudad y no para el beneficio de unos pocos constructores?

Eso sería hacer una política responsable, eso sería hacer una política a la altura de lo que se merece de verdad esta ciudad.

Huelva puede y merece ser mucho más de lo que ya conocemos y valoramos, Huelva merece una política de altura que la dignifique y el señor Alcalde, no la está haciendo.

Círculo de Patrimonio Cultural de Huelva

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies