Provincia

La Junta busca fórmulas habitacionales para erradicar los asentamientos

El delegado de la Junta de Andalucía en Huelva, Francisco José Romero, ha anunciado que “en breve” va a salir una orden de una nueva convocatoria para ofrecer soluciones habitacionales a personas que viven en asentamientos ubicados en distintas localidades de la provincia.

Romero ha asegurado que esta convocatoria se aplicará a través de ayuntamientos de la zona y organizaciones que trabajan con estas personas, como Cáritas o Fecons, entre otras.

En este sentido, ha precisado que están “buscando fórmulas” para erradicar la situación de estos asentamientos, en la que “todas las administraciones tienen responsabilidad”. Al respecto, ha lamentado el incendio ocurrido el pasado martes en un asentamiento en Lepe que calcinó casi 200 chabolas, aunque no hubo que lamentar daños personales.

A su vez, ha destacado que, desde la Junta, a través de la Dirección General de Coordinación de Políticas Migratorias, “se está trabajando” en este asunto a través de foros andaluces y provinciales para abundar en el conocimiento y buscar alternativas, así como destinar subvenciones a organizaciones que colaboran con estas personas directamente.

Al respecto, ha puesto como ejemplo al Ayuntamiento de Moguer que “realiza una intensa labor de análisis y trabajo directo con colectivos y que informa a la Junta de la situación exacta de los asentamientos”.

Por su parte, el alcalde de Moguer ha insistido en que en esta materia “hay una corresponsabilidad compartida de todas las administraciones” y aunque ha remarcado que, en concreto, su Ayuntamiento “realiza una intensa labor” con estas personas, “no tiene competencia directa”.

“El Ayuntamiento destina 140.000 euros anuales a la erradicación de estos asentamientos”, ha remarcado el primer edil, quien ha precisado que de “17 han pasado a cinco los existentes en la localidad, en los que viven unas 300 personas y antes vivían 1.500”.

No obstante, ha precisado que “es inabarcable por una administración local” y, concretamente en Moguer, ha apuntado “hay un segundo problema: el parque de viviendas es finito y actualmente no hay vivienda disponibles para ellos”.

A su vez, ha recordado la estrategia marcada por el Consistorio moguereño basada en tres aspectos: política de disuación para que los propios inmigrantes sepan que tienen que luchar por unas condiciones de vida dignas; subvencionar a dos asociaciones que trabajan con ellos y concienciar al inmigrante y que opten por el alquiler de una vivienda.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies