Provincia

Las mujeres afectadas por la parada de la chirla se movilizarán por sus demandas si la Junta no cumple

Las mujeres afectadas por el paro de la chirla en el Golfo de Cádiz no descartan movilizarse. Esposas de pescadores y armadores y armadoras esperan que la Junta atienda sus demandas, que se centran en trabajar antes que cobrar ayudas, que tachan de limosnas. Insisten en que 500 euros al mes para armadores y 400 para pescadores es algo insuficiente.

Estas son las preocupaciones que han trasladado a la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural con la que han acordado crear una mesa de trabajo al objeto de diseñar un nuevo plan de gestión de la pesquería que garantice su viabilidad a futuro y evite cierres impuestos como el actual para regenerar la especie, tras la reunión mantenida esta martes por la tarde con el consejero, Rodrigo Sánchez Haro.

Una vez finalizada, estas mujeres, según han señalado estar “satisfechas” con “la actitud receptiva” de Sánchez Haro quien “nos ha dado un poco de luz y se ha comprometido a escucharnos, a tener comunicación directa con él si hace falta y a intentar paliar la situación como buenamente pueda”.

Carmen Oria es una de las armadoras afectadas por esta situación, al igual que Manuela Rodríguez, también armadora, y piden a la Junta que se ponga en el lugar de ellas.

Las afectadas por este paro no descartan movilizarse si estos días no hallan una respuesta satisfactoria a sus demandas.

Por su parte la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha notificado al sector de la chirla del Golfo de Cádiz la orden de ayudas para paliar la situación acontecida por el cierre del caladero para la regeneración de la especie y espera poder tramitarlas en el mes de mayo.

El consejero del ramo, Rodrigo Sánchez Haro, ha precisado este miércoles en Huelva que a partir de ahora el sector tiene un plazo de siete días para presentar las alegaciones oportunas a dicha orden.

Ha dejado claro que los requisitos establecidos en la misma, y que desde el sector ya se ha avanzado que serán de “muy difícil cumplimiento” para muchos afectados, “no son inamovibles”.

“Tendrán que presentar alegaciones y, posteriormente, tendremos que analizarlas y resolver”, ha apuntado el consejero, quien ha remarcado que van a hacer “todo lo que sea beneficioso para el sector” y que el objetivo con esta orden es “contribuir a que la situación de dificultad sea la menor posible”.

En la orden se establece una ayuda de 500 euros/mes para armadores y otra de 400 para marineros afectados, teniendo que ser tramitadas todas ellas a través de los primeros.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies