Huelva

Lenny, primer perro ‘voluntario’ de Cruz Roja Huelva para terapias de infancia y mayores

Un largo camino lleno de obstáculos no ha sido óbide para que esta terapia se haga realidad ya que comporta importantes beneficios para personas mayores en situación de aislamiento y niños y niñas en diferentes situaciones de dificultad. Todo parte del sueño de Noelia, graduada en Psicología. Esta joven siempre ha querido investigar y hacer realidad los beneficios de terapias y programas educativos en los que el perro tiene un papel fundamental.

Tras adquirir la cualificación académica necesaria, complementada con cursos especializados en terapia y educación asistida con animales, y después de un tiempo de búsqueda dentro y fuera de Huelva, la voluntaria de Cruz Roja visitó el Centro Canino Ivsanco –gestionado por el criador y adiestrador Iván Romero- y allí encontró a Lenny, un cachorro macho Golden Retriever de 5 meses que resultó ser el compañero perfecto para esta aventura.

El adiestramiento fue complejo, sobre todo porque Lenny estaba criado en el campo y le asustaba la ciudad, pero Noelia utilizó la imaginación y la formación para desplegar todo una serie de técnicas de entrenamiento con el fin de que se acostumbrara a diferentes ruidos, variadas circunstancias y a estar rodeado e interactuar con personas mayores y niños y niñas.

A partir de este entrenamiento básico, comenzó el aprendizaje especializado para asistir en terapias, para lo que su guía hubo de acostumbrar a Lenny a todo tipo de manipulaciones en sus intervenciones con infancia y mayores. Asimismo, el adiestramiento pasó también por sesiones de Mindfulness en el gabinete de Psicología ‘PsiqueON’, donde se le acostumbró a sesiones de una hora con niños y aprendió a mantenerse calmado en su rincón del aula cuando no le tocaba intervenir, a gestionar el entusiasmo de los niños, y a colaborar en las sesiones de relajación.

Todo este esfuerzo ha permitido que Noelia y Lenny sean voluntarios imprescindibles en algunos de los proyectos de infancia y mayores de Cruz Roja Huelva. Desde marzo, Lenny ha hecho visitas a domicilio a personas mayores con movilidad reducida para ejercitar la motricidad fina mediante juegos y el cepillado del perro, además del acompañamiento y el bienestar que aporta acariciarlo.

En los programas de Infancia, Noelia y Lenny han participado en el Campamento Urbano Aguas de Huelva, realizando dinámicas con los niños y niñas para potenciar el cuidado hacia los animales, aprender a compartir y cooperar durante el aseo a nuestro voluntario, y sobre todo a jugar mucho entre ellos.

Ambos voluntarios van a empezar a colaborar con el programa Infancia Hospitalizada que Cruz Roja lleva a cabo en el Juan Ramón Jiménez para aliviar el trauma de la hospitalización. El objetivo último no es sólo que juegue y distraiga a los niños y niñas, sino que les aporte el acompañamiento que tanto les puede ayudar en momentos de tensión o miedo, e incluso que sea un referente dejándose poner vendas o simulando curas con él delante de los pequeños.

Noelia y Lenny también participan como voluntarios en la Asociación Onubense de Síndrome de Asperger y Espectro Autista, colaborando en la educación en habilidades sociales de los niños, aumentando su autoestima, ayudando a mejorar el autocontrol (ya que se les advierte que si están nerviosos, Lenny no va a poder jugar con ellos), y a cooperar en equipo.

La meta de Noelia y Lenny es seguir aprendiendo y creciendo juntos para aportar su granito de arena, en este caso a través de los programas de Cruz Roja, organización siempre abierta a nuevas formas de estar más cerca de las personas.

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies