La entrevista

Manuel Mora: “José Fiscal debería mirar para atrás y pedir perdón”

El alcalde de Lucena ha repasado los principales asuntos de actualidad que afectan a su municipio

Manuel Mora recuperó la Alcaldía de Lucena del Puerto en las pasadas elecciones municipales y, desde entonces, vive la falta de agua para la agricultura como una de sus principales preocupaciones. Profesor de enseñanza secundaria desde hace 18 años, licenciado en Geografía e historia y doctor en Historia Moderna, el regidor de esta localidad de casi 3.400 habitantes responde sin tapujos a las preguntas que le formulamos.

¿Qué futuro tendría su pueblo sin agua para el regadío?

Ninguno

No está muy contento con la respuesta del presidente de la CHG, Joaquín Páez, a la carta que le envió recientemente, ¿hay alguna novedad?

La carta es irreverente e insultante para mi Ayuntamiento y, por ende, para mi pueblo. Novedades desde confederación no hay, pero ellos tendrán noticias nuestras, se lo aseguro. Y le garantizo que nosotros no estamos parados y estamos estudiando varias alternativas que no podemos adelantar porque están en marcha, pero seguro que Antonio Suárez y Huelva Hoy, como ya viene siendo habitual, las adelantarán antes que nadie porque sé que están muy atentos.

Otros alcaldes, como Juan Antonio García, de Bonares, acusan a la Junta de retrasar la búsqueda de soluciones al tardar en enviar documentos a la CHG

Las mentiras tienen las patas muy cortas. Qué diga en qué ha consistido el retraso, que no lo ha aclarado, pero parece que desde que gobiernan otros en esta administración algo debe haber cambiado. Respecto a la Confederación que, fíjese, yo no niego que esté buscando alternativas, le ocurre como a los alguaciles, llega siempre tarde, mal o nunca.

Desde la década de los noventa, diversos documentos sobre Doñana, Informe de los expertos, PDS…, recogen la necesidad de agua en la comarca para aliviar la presión al parque. Los 35 años de sucesivos gobiernos socialistas en la Junta y en el Gobierno, ni han hecho nada, ni han dotado presupuesto alguno. En 2004, el gobierno Zapatero derogó el Plan Hidrológico Nacional, el trasvase del Ebro y el del Condado, que quedaron paralizados hasta 2012. La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ha permanecido en la inopia todos estos años y como si el problema no fuese con ella, ni entendía de la vigilancia del Dominio Público Hidráulico, ni elaboró el plan de Cuenca o lo hizo con mucho retraso, ni la planificación hídrica necesaria, como hemos podido comprobar, hasta el punto que nos encontramos hoy. Aprobado un trasvase de 19,9 hectómetros cúbicos no hay posibilidad de trasvasar porque el túnel de San Silvestre no tiene capacidad y tardarán años en ejecutarse las obras necesarias para ello. Entiende, pues, como ya he manifestado, que este es el trasvase de las tres mentiras: ni se van a trasvasar 19,9 hectómetros (será 1,6 si es), ni existe capacidad de trasvasar, porque es necesaria la ampliación del túnel, ni existe voluntad de trasvasar, puesto que el agua debía estar ya en las explotaciones.

Usted se ha mostrado muy crítico con la gestión del entonces consejero de Medio Ambiente José Fiscal…

José Fiscal representa la aplicación del Plan de la Corona Norte al margen de los agricultores, los Ayuntamientos y la sociedad de Doñana. Él es el responsable de la pérdida de más de 800 hectáreas de cultivo en Lucena y 2.500 en la comarca por culpa de un plan que, aunque reconocen plagado de errores, inexactitudes e injusticias, no se modifica por el miedo de los técnicos y el miedo a las denuncias de los ecologistas. El PSOE y José Fiscal han sacrificado a Doñana a cambio de un puñado de votos urbanos para atraer el apoyo verde de los que vienen aquí como a un parque temático, esperando ver linces y águilas imperiales desde los todoterrenos. Doñana es algo más que eso, y nosotros, sus habitantes somos los conservadores.

El señor Fiscal, debía echar un poco la vista atrás pedir perdón a los onubense en nombre de su partido, que amparaba y patrocinaba muchos de los cambios de usos del suelo de los que hoy se escandalizan en despachos oficiales, dependiendo de quién, claro está, y de su proximidad política. Lecciones a nosotros nos va a dar pocas, ni él, ni ninguno de los suyos, máximos responsables de los problemas que hoy tenemos.

¿Cree que Doñana supone un freno para el desarrollo agrícola de su localidad?

No, Doñana nunca puede ser un freno. El freno son las malas políticas, el Plan de la Corona Norte, los cipayos que apoyan determinadas políticas, beneficiándose ellos, claro está, y los malos gobiernos. Doñana es un valor añadido y el futuro de nuestra agricultura, que debe incorporar los valores ambientales, paisajísticos y humanos es este espacio. Cuando remitan los problemas, cuando finalmente el agua alcance nuestras explotaciones y nadie venga recriminarnos nada, aún nos quedará reconstruir esta segunda parte.

Organizaciones ecologistas han aplaudido el cierre de pozos ilegales en su término

Y fueron los agricultores los que los entregaron e inutilizaron, y siguen pidiendo el cierre de pozos, y yo también, siempre y cuando se cumplan los compromisos de los artículos 30 y 57 del plan, y se dote de agua superficial a estas explotaciones. Y los pozos se han cerrado, pero el agua no ha llegado. El cinismo de unos y otros, ecologistas y Confederación, es absoluto ¿Por qué no piden la dotación de las aguas superficiales al oeste del arroyo de la Rocina en los montes de propios de Lucena y Moguer como dice el Plan? ¿Por qué piden el cumplimiento del Plan en el abandono de tierras y no piden la dotación de aguas? ¿por qué no aclaran porque ha estado dos años esta sentencia en un cajón durmiendo el sueño de los justos? ¿Por qué no aclaran si ha habido algún tipo de pacto político para retrasar esta sentencia y a cambio de qué se ha retrasado?

Es más, deliberadamente, Confederación y ecologistas están confundiendo conceptos para ponernos en contra a la opinión pública. Cuando hablan de Superficie Agrícola Regable la asimilan a la que ya riega y nada más lejos de la realidad, la SAR son más de 800 hectáreas, regadas o no, que son susceptibles de recibir derechos de regadío, por lo que pueden recibir el agua en cualquier momento. Y el resto, que no es regable, tampoco es ilegal, sólo que no tiene, por diversas circunstancias, derecho al riego, pero son igualmente legales, legítimas y puede cambiar al regadía si la legislación lo permite. Y, lo decimos nosotros porque ellos lo callan, existen además como mínimo 6,8 hectómetros de aguas subterráneas por adjudicar (son muchos más, en realidad 23 hectómetros) que no se adjudican a nadie y no explican por qué; que lo hagan.

¿Cuentan los regantes de Lucena con el respaldo necesario de la clase política para sus demandas?

Yo opino que no, pero eso lo tendrán que juzgar los regantes. A mí, que soy profesor, no me entra en la cabeza que un sindicato gane las elecciones y nos prometa durante cuarenta años mejoras laborales sin cumplirlas. Nosotros no lo votamos, jamás lo votaríamos. Los regantes tienen que valorar quien los defiende, quien ofrece alternativas y quién cumple. Para mí, después de ocho años de gobierno y cuatro en la oposición, ser refrendado de nuevo en esta legislatura, y ganar las elecciones andaluzas en mi localidad representa un orgullo y un espaldarazo importante del que deben aprender otros. Las grandes marcas políticas no están apostando por nosotros, nos están dejando morir lentamente, el cambio está en nuestras manos como hemos hecha aquí en Lucena del Puerto, a pulmón y peleando. Que tomen ejemplo otros.

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies