Almonte

Muere atropellado otro lince

Un conductor ha acabado accidentalmente este viernes con la vida de un ejemplar de lince ibérico macho, de casi dos años de edad, al atropellarlo a primera hora de la mañana en el kilómetro 21 de la carretera A-483, en el término municipal de Almonte.

Se da la circunstancia de que el autor del atropello se personó en las dependencias más cercanas de la Guardia Civil para informar sobre el hecho, algo que no suele ser usual, pues normalmente los animales aparecen muertos sin detectarse autor conocido. Este ejemplar ha sido trasladado al Centro de Análisis y Diagnóstico de la Fauna Silvestre (CAD) de la Junta de Andalucía, donde se le está practicando la necropsia.

La de este viernes supone la tercera muerte de un lince por atropello en lo que va de año 2014 en Andalucía, después de la aparición de dos cadáveres en la N-420, en la zona de Azuel (Córdoba), y en la línea ferroviaria Linares-Alcázar de San Juan, en pleno corazón de Guarrizas (Jaén).

En este sentido, el responsable del Proyecto LIFE+Iberlince por WWF, Ramón Pérez de Ayala, declaraba a Europa Press con motivo de estas dos muertes que la situación es un “desastre” que “ya toma un cariz dramático”.

Y es que Andalucía acaba de dejar atrás un año que se ha convertido en el que más atropellos ha registrado en la historia de los proyectos de recuperación; durante 2013 se detectaron un total de 24 muertes de lince ibérico en el medio natural, de las cuales 14 fueron por atropello (ocho en Sierra Morena y seis en Doñana). Este incremento se puede deber a dos causas relacionadas entre sí: la disminución de las poblaciones de conejo por la nueva cepa de la enfermedad hemorrágica (EHV), que está provocando una mayor dispersión de los linces en busca de comida, y el incremento neto poblacional, que ha llevado consigo un aumento de superficie con presencia de esta especie.

Para el colectivo ecologista, la actual situación “puede tirar por tierra todo el programa que estamos desarrollando para su conservación”. A pesar de todo, el Ministerio de Fomento “sigue sin reaccionar, cuando no pedimos ninguna barbaridad”, en referencia a acciones como el vallado de algunos puntos, “que se haría con cuatro duros que podrían incluirse en las actuaciones de mantenimiento”.

Por ello, el colectivo ecologista apunta a acciones de presión “más duras” contra Fomento, que “tiene muy buenas palabras, pero ya hace un año que estamos de reuniones sin que hagan nada”.

Recuerda Pérez de Ayala que, en lo tocante a la Junta de Andalucía, copartícipe junto con otras administraciones y los propios ecologistas de una comisión creada para prevenir este tipo de incidencias, “por lo menos han visitado las zonas para ver qué había que hacer”. Y es que puntos como la Nacional IV en Andújar (Jaén) son “un coladero no sólo para los linces, sino para otros animales, poniendo incluso en peligro vidas humanas”, ha concluido.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies