PUBLICIDAD

Directo Venida de la Virgen 2019
Recreativo de Huelva

Pavón y el destino

Artículo de opinión.

Vaya por delante que esta pieza iba a titularse únicamente ‘El destino’, pues es lo que hizo acto de presencia ayer en el Nuevo Colombino a eso de las 18:50. No la suerte, que es algo distinto y sobre lo que se tiene una concepción muy errónea en el fútbol. Porque la suerte, esa que dicen que tuvo ayer Juanma Pavón, hay que trabajarla. Que se lo digan a Sergio Ramos. No es suerte que Iván Robles cortara ese esférico en el minuto 92, ni tampoco es suerte que Miguelito hiciera ese giro y disparara de esa manera a puerta. Tanto una como otra cosa están trabajadas, y fue el destino quien decidió que sucediera en el minuto 93 y no en el 49, por ejemplo.

“Pavón no ha jugado a nada” es una frase que probablemente se repetiría mucho ayer tras el Recre-Balompédica Linense. Una afirmación que, por decirlo una y otra vez, acabará convirtiéndose en verdad. Con lo difícil que es en el fútbol de hoy en día no jugar a nada. Pero esa es otra cuestión.

La que hoy me incumbe es el concepto de fútbol que existe en el recreativismo últimamente. ¿Qué quería la afición del Decano ayer? ¿Que Pavón pusiera ocho delanteros y fuera a por todas ante la Balona? ¿Nadie se ha parado a pensar que el planteamiento fue esperar para robar y montar la contra porque es como más daño se le hace a los de Julio Cobos? Sirva la primera parte como ejemplo visual. El Recre estuvo cómodo en los primeros 45 minutos, apoyado en un notable Antonio Domínguez, en un buen Pape y en el temor que los clubes tienen a Antonio Núñez cuando posee espacio para correr. El partido lo estaban madurando los albiazules, pues por algo duran 90 minutos y no 45.

La tónica se mantuvo durante la primera mitad del segundo acto, hasta que Pape dejó de responder físicamente. A partir de ahí, y gracias también a la entrada de Juampe, el conjunto gaditano encontró un pasillo por el carril central. Rafa de Vicente no es un jugador especializado en las tareas defensivas y el africano ya no podía hacer frente a todo el juego ofensivo de la Balompédica Linense.

Llegó el cambio de Ale Zambrano por el jugador cedido por el Atlético de Madrid y con él los pitos. Entiendo que el público pensó que era mejor sustituir a Rafa, que no estaba rindiendo como Pape en la faceta de contención, pero comprendo la decisión de Pavón. El técnico apostó por darle más libertad al malagueño, que fuera él quien conectara con Miguelito, y que Ale Zambrano se encargara de responder al caudal ofensivo visitante, lo cual funcionó en este último punto.

No fueron los únicos pitos, pues la sustitución de Iván Aguilar también hicieron sonar la música de viento. Fue Fran Machado el que entró por el ex del UCAM, cuando lo lógico habría sido ver a Miguelito sustituido o a Rubén Mesa ocupar la posición de Aguilar. ¿Por qué hizo Pavón entonces esa modificación? La respuesta bien puede estar en que quería contar con dos futbolistas capaces de dar el último pase como Miguelito y Fran Machado para Waldo, al que colocó en punta para intentar aprovechar su velocidad.

La idea que tenía en la cabeza el entrenador del Recre no se plasmó en el terreno de juego tal y como él quería, pero la decisión de no quitar a Miguelito del terreno de juego tuvo respuesta en el resultado del partido. ¿Que, de no ser por esa genialidad, el partido habría acabado 0-0 y el Decano se hubiera complicado la vida? Pues sí. Pero tengo bastante claro que, vista la situación actual del Recreativo de Huelva, el planteamiento escogido por Pavón era el más adecuado para jugar ayer contra la Balompédica Linense; y funcionó durante dos tercios del partido.

Otra historia es que este Recreativo, con estos futbolistas, fuera capaz de plantear los partidos de otra manera. En otra vida, en la que el club onubense no estuviera sumergido en una dinámica de la que es muy complicado salir, quizá si fuera lo más adecuado apostar por un fútbol de posesión con Rafa de Vicente, Miguelito o Antonio Domínguez. Pero la realidad es la que manda, y el recreativismo últimamente la tiene algo difuminada.

Imagen vía: Alberto Díaz

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies