Huelva

Pilar Marín ya tiene su calle en la barriada de La Navidad

El alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, ha presidido esta tarde un emotivo acto, en el que la ciudad, a través de su Ayuntamiento, ha rendido homenaje a Pilar Marín, rotulando con su nombre la antigua calle Huída de Egipto. Se trata de la calle ubicada junto a la parroquia Nuestra Señora de Belén, de la barriada de La Navidad, centro neurálgico de la actuación de “esta gran mujer”, que como ha recordado hoy Cruz “destacó por una trayectoria humana y solidaria al servicio de los onubenses”.

Acompañado por familiares de la homenajeada, el párroco de la Iglesia Virgen de de Belén, Manuel Salazar, representantes de la Corporación Municipal, así como de numerosos amigos y vecinos, se ha descubierto la placa conmemorativa frente a la Iglesia desde donde Pilar Marín coordinó todas las actuaciones a las que dedicó cerca de 50 años de su vida, para mejorar la calidad de vida de los vecinos de la zona entonces conocida como la Ribera del Odiel.

La concesión de la calle a Pilar Marín se hizo efectiva en el Acto de Entrega de los Honores y Distinciones de la ciudad del Día de Huelva 2018, a iniciativa de las entidades y colectivos más representativos de los barrios integrados en la Parroquia Nuestra Señora de Belén, de la barriada de La Navidad.

El alcalde de Huelva ha dicho que “Pilar Marín fue una mujer siempre involucrada con su entorno”. En este sentido recordó que “su trabajo fue el germen del gran cambio que ha experimentado esta zona de la ciudad hasta convertirse en un núcleo urbano, que Pilar Marín asentó sobre tres pilares: la alfabetización y la educación; la unidad y participación vecinal en las reivindicaciones para crear conciencia de barrio; y la asistencia social desde la parroquia para dignificar la vida de sus vecinos”.
“Esta es nuestra forma de agradecer a Pilar Marín su entrega y dedicación” – ha señalado Cruz -, “nuestra forma de combatir el olvido, para que siempre recordemos su compromiso, una huella que con esta calle se hace eterna en su barrio”.

Pilar Marín García-Verde (Badajoz 1926) fue una asistenta social y voluntaria seglar de las Religiosas del Sagrado Corazón, que dedicó cerca de 50 años de su vida a mejorar la calidad de vida de los vecinos de las barriadas de Marismas del Odiel y La Navidad. Además de su tiempo, dedicación y acompañamiento personal, apostó por la alfabetización e impulsó la construcción de un colegio en la zona de La Gavilla.

Asimismo, promovió y formó las denominadas Juntas de Vecinos, germen de las Asociaciones de Vecinos, entonces prohibidas por Ley, para animar a los vecinos a trabajar por mejorar sus condiciones de vida. Su lucha desde estas Juntas de Vecinos, se tradujo en mejoras para las barriadas del entorno de La Navidad como la acometida de agua corriente para las casas, la urbanización e iluminación de las calles y el inicio del alcantarillado.

Gracias a un estudio y análisis de habitabilidad y hacinamiento que realizó con el apoyo del arquitecto municipal Alfonso Aramburu en las barriadas de La Navidad, Cardeñas, Santa Lucía, o las recordadas como Chorrito Alto y Chorrito Bajo, el Muro, Sagrada Familia, Miramar, La Gavilla o el Hotel Suárez, Pilar Marín consiguió que el Ayuntamiento de la época se planteara y empezara a trabajar para hacer realidad lo que luego fue la barriada alcalde Diego Sayago o El Torrejón.

Con el movimiento vecinal que partía de la parroquia, Pilar Marín no sólo creó conciencia de barrio y mejoró las condiciones de vida en la zona, sino que también dignificó la vida de muchos onubenses, contribuyendo además al crecimiento de la parroquia y de su actividad interparroquial.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies