Huelva

Tarde para el recuerdo en Huelva con el Vía Crucis del Cristo de la Expiración

Tarde para el recuerdo la de ayer en San Francisco. Como para la historia queda también ya la imagen del Cristo de la Expiración sobre el paso de la custodia de la hermandad, dejando una estampa que marcará una línea en los próximos años en cuanto a la participación de crucificados se refiere. Aunque el Descendimiento ya pusiera a su imagen en vertical, aquella vez se quedó en el templo por la lluvia. Ayer Huelva sí pudo contemplar bella la imagen de Chaveli y sobretodo pudo interiorizarla durante el rezo de las estaciones. El Señor pronto se encontró con su gente y con las que están más cerca de él.

La primera parada, el primer rezo tiene cada vez que sale un mismo destino: sus Hermanas de la Cruz. Sus oraciones nos llevaron directamente al Miércoles Santo. Después vendrían sus calles de siempre, con el antiguo Brasil o la nostalgia de la ventana de la calle Fernando el Católico. A las puertas de San Francisco, la cruz de guía de los Mutilados, con quien compartió sede la Esperanza, marcaba la primera de las estaciones. Por delante se adentraban ya en la plaza de la Constitución casi doscientos hermanos que acompañaron a su Señor en esta cita tan importante.

Allí, las cruces de guía marcaron las 13 estaciones restantes y una a una el Cristo las fue deshojando con plegarias por nuestra ciudad, por tantos como ayer no pudieron estar junto a Él y que lo imploran en situaciones tan difíciles. El obispo de Huelva, José Vilaplana, fue el encargado de cerrar el vía crucis oficial de 2019, con una honda reflexión, a lo mejor la última como titular de nuestra Diócesis, y como un testamento más de amor a Cristo y a nuestra tierra.

La vuelta fue igual de elegante y solemne que la la ida, rematada por la voz inquebrantable y esplendorosa de Manolo Cueva en su calle. Todo desprendió el perfume a Miércoles Santo cercano en San Francisco, pero sobretodo a historia, esa que 125 años después se asomó otra vez a la tierra acariciada por la sal y que navega siempre junto a su Esperanza marinera.

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies