Firmas

Un buen amigo

(Silverio Victoria) Buenas tardes. Te escribo para decirte que soy un amigo tuyo que estará contigo toda la vida, porque inundaré tu cerebro, inundaré tus sentidos y emocionaré tu corazón.

No, no te busco para hacerte daño, sino para favorecer tu sensibilidad, para hacerte sonreír, para hacer que no olvides nunca y para lograr que tu vida tenga sentido.

Es curioso que gracias a mí aprendas frases cómo “si hubiera”. Es una paradoja el hecho de que si “tú hubieras”, yo no estaría.

Vivo gracias a tu vida, a tu actitud, a tu forma de proceder. Despertaré en ti el insomnio, me alimentaré de las horas de la noche en las que estás despierto, crearé en ti la desesperanza y motivaré en ti la culpa, pero te garantizo que también te aportaré momentos vibrantes, te enseñaré a aprender y me buscarás más veces de las que puedas creer. Querrás que yo aparezca sonriendo, que vuelva lleno de ilusión; buscarás en mí esa energía invisible que tienen las cosas que nos gustan. De ti depende la forma en la que yo vuelva a ti.

Y aunque aparezco ahora, aunque siempre surjo en este momento, en tu presente, sabes que nací en tu pasado. No quiero perjudicarte; no quiero lastimarte. Quiero que evoluciones e intento poder aportarte, cuando yo aparezca más adelante, vivencias y sensaciones maravillosas.

No luches por dejarme atrás pues no lo lograrás. Es un consejo de amigo: aprende, cuanto antes, que estaré contigo hasta que cierres los ojos por última vez allá donde sea que expires. Hasta entonces irán apareciendo más amigos míos que son tuyos también, como el suspiro, el anhelo, el remordimiento, la duda, al ilusión o la esperanza. Todo eso irá de mi mano y de la tuya pues son inseparables de mí. Pero de todos, déjame que te diga que, aunque no lo parezca, la mejor amiga que tengo, (que tenemos), es la lágrima. Deja tú también que aparezca en tu vida; déjala que llegue, porque permitirle que te ayude hará que cuando yo aparezca teñido de daño, este se diluya con prontitud.

Un abrazo, amigo mío. Soy lo que eres, eres aquello que viviste. Y te lo digo con todo mi cariño para que nunca olvides.

Atentamente.

Tu recuerdo.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies