Huelva

Un total de 41 niños saharauis y bielorrusos disfrutarán del verano en Huelva

El alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, acompañado por la primera teniente de alcalde de Economía, Presidencia y Relaciones Institucionales del Ayuntamiento de Huelva, María Villadeamigo, y de la concejala de Políticas Sociales e Igualdad, María José Pulido, han recibido esta mañana en el Salón de Plenos del Consistorio a los 20 niños y niñas saharauis y a los 21 menores bielorrusos que, gracias al programa solidario ‘Vacaciones en Paz’, impulsado por la Federación de Asociaciones de Amigos del Pueblo Saharaui en Huelva, y al ‘Programa de Saneamiento’ que coordina la Asociación Niños de Acogida ‘Asnia Huelva’, están disfrutando de este verano en la capital, acogidos por familias onubenses que les brindan la oportunidad de vivir en un entorno saludable durante las vacaciones escolares.

En este encuentro, el alcalde de Huelva ha querido agradecer públicamente la gran labor solidaria que realizan “las asociaciones y las familias onubenses de acogida que, año tras año, siguen demostrando esa capacidad de cariño por los niños y por hacerlos felices”, contribuyendo además a que estos pequeños, procedentes tanto de los campamentos de refugiados del Sahara como de Bielorrusia, puedan mejorar su calidad de vida y su salud.

Además, Gabriel Cruz ha deseado a los niños -que tras su visita han recibido un obsequio del Ayuntamiento- “una feliz estancia en Huelva, una ciudad que, como siempre, ha demostrado su enorme sensibilidad, en este caso mediante la acogida de estos niños en sus casas durante los meses de verano, lo que les está permitiendo disfrutar al máximo de la bonita experiencia de convivir y recibir todo el cariño de las familias onubenses, que son un verdadero referente para todos por su generosidad”.

En este marco, como ha puesto también de manifiesto el presidente de la Federación de Asociaciones de Amigos del Pueblo Saharaui en Huelva, Luis Cruz, “las familias son el alma y el motor de ‘Vacaciones en paz’, un proyecto gracias al que estos niños, que son refugiados políticos y viven en condiciones muy difíciles, resistiendo en el exilio a base de la ayuda humanitaria y a la cooperación internacional, traen en sus mochilas un mensaje de paz, de libertad y de esperanza”.

Por su parte, la vicepresidenta de la Asociación Niños de Acogida ‘Asnia Huelva’, Nieves Sánchez, ha señalado que “nuestro objetivo es paliar las graves consecuencias para la salud que tiene la radioactividad en estos niños que vienen del sur de Bielorrusia, de la región más afectada de la antigua Unión Soviética cuando se produjo la explosión de Chernóbil, y que al estar fuera de esta zona radiada durante unos 50 días se contribuye a regenerar su sistema inmunológico y a que se eviten enfermedades oncológicas en un país donde el cáncer infantil se sitúa en un 300% por encima al resto de Europa”.

En este marco, cabe recordar que, desde su llegada a la capital el pasado 25 de junio, el Ayuntamiento de Huelva, a través de la Concejalía de Políticas Sociales e Igualdad, puso a disposición tanto de los niños saharauis como bielorrusos los distintos recursos y servicios comunitarios que ofrece al resto de ciudadanos onubenses, haciéndoles partícipes además de las distintas actividades de ocio y tiempo libre que se desarrollan en la capital durante el verano para que puedan relacionarse y divertirse con los niños de los distintos barrios.

‘Vacaciones en Paz’

Así, por una parte, Huelva está acogiendo este verano a un grupo de niños saharauis, llegados desde Tindouf y con edades entre los 9 y los 12 años, a los que, durante su estancia en Huelva, se les están facilitando los medios para que puedan mejorar su salud y tengan la oportunidad de recibir los tratamientos médicos necesarios. En su mayoría, se trata de pequeños que llevan acudiendo desde hace varios años a la capital, una experiencia muy enriquecedora que les ha permitido establecer estrechos lazos de unión con las familias onubenses que verano tras verano les acogen en el seno de sus hogares.

Esta iniciativa se enmarca dentro de ‘Vacaciones en Paz’, un proyecto de solidaridad internacional muy importante, ya que los niños participantes vienen con un nivel de desnutrición muy alto y las familias de acogida les facilitan una alimentación completa y equilibrada, así como el acceder a las revisiones sanitarias de las que también carecen en sus campamentos de origen, y, sobre todo,

a que estos niños puedan salir del desierto durante el período más duro del año debido al intenso calor, meses donde se superan diariamente los 50ºC.

‘Programa de Saneamiento’

Por su parte, los niños y niñas bielorrusos que también han acudido hoy a la recepción celebrada en el Ayuntamiento se están beneficiando del ‘Programa de Saneamiento’ de la Asociación ‘Asnia Huelva’. Los participantes de este proyecto, con edades entre los 7 y 17 años, ya están recibiendo atención médica en nuestra ciudad, ya que en su mayoría se trata de menores que están afectados de tiroides y que en muchos casos también presentan distintos problemas de audición. Asimismo, dentro de este grupo se encuentran niños asmáticos e hipertensos que precisan de revisiones y tratamiento específico.

Por todo ello, gracias a esta iniciativa impulsada por ‘Asnia’ y respaldada por las familias onubenses que los acogen, estos niños están teniendo un año más la oportunidad de pasar el verano disfrutando del sol, el mar, así como de aire limpio y de una dieta sana, factores fundamentales para reforzar sus defensas y contribuir a contrarrestar y reducir los niveles de radioactividad que padecen en su organismo.

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies