Firmas

Una dejadez de funciones a la que contribuimos a diario

Repasando los diarios digitales de la provincia estos últimos días he podido constatar cómo hay un tema recurrente que afecta a nuestra provincia y que se replica en otras provincias andaluzas: la climatización de los Centros Educativos.

Tras haber ojeado el distinto reparto competencial que se aplica en los centros y tras haber reflexionado sobre el funcionamiento de los mismos, he llegado a la conclusión de que nuestra actitud en favor de nuestros hijos no hace más que acrecentar el problema.

Es bien conocido que las competencias en infraestructuras educativas y la dotación de los centros corresponde a la Junta de Andalucía, y también que el mantenimiento corresponde a los Ayuntamientos.

Parece bastante claro que en el caso de la climatización de los centros, es la Delegación de Educación de su provincia la que debe instalar los aparatos de aire acondicionado y su ayuntamiento quien debe mantenerlo y repararlo en caso necesario.

Pero observo con cierta sorpresa cómo en un centro tras otro, por la dejadez de la administración competente, son los propios padres los que compran ventiladores y los centros o los ayuntamientos, quienes los instalan. No entraré a valorar si un ventilador de techo (con aspas) es una solución de climatización efectiva o incluso segura, tengo mis dudas; pero lo que no me entra en la cabeza es que tengan que ser los padres y/o los ayuntamientos quienes asuman esta responsabilidad.

Por supuesto que entiendo la postura de los padres, sólo quieren una solución rápida y que sus hijos estén en las mejores condiciones. Pero lo cierto es que este es un sistema perverso en el que la administración cede de facto sus competencias a los usuarios de los servicios públicos. ¿Os habéis parado a pensar que esto sólo ocurre con la Educación?

Lo que hacemos en los Centros Educativos es equivalente a recabar dinero entre todos los vecinos para instalar una luminaria nueva porque el alumbrado público de nuestra calle se ha estropeado. También es equivalente a sacar los residuos sólidos urbanos del contenedor, meterlos en nuestro coche y depositarlos en el vertedero, los vecinos, porque la administración competente no lo hace. ¿Alguien ha comprado alguna vez un aparato de climatización (del tipo que sea) para instalarlo en un hospital público?

¿Por qué lo hacemos en los Centros Escolares? Usted no debe poner ni un céntimo para un ventilador, ni el ayuntamiento debe instalarlo; pero se hace por los niños. Hacerlo implica que usted paga ¡3 veces! lo que la Junta de Andalucía debería hacer y no hace. Este “lo hacemos por los niños” significa que no lo hace quien debe hacerlo. Y la próxima vez usted volverá a pagar. Ya también la próxima.

¿Cuál es el papel de los Equipos Directivos de los centros y las AMPAS?

Los directores de los centros tienen un papel difícil, forman parte del sistema, tienen que velar por el funcionamiento óptimo de sus centros y además explicarle a los padres y madres por qué la administración no cumple. Soy consciente de que la mayoría de directores acribillan con escritos a las Delegaciones, porque es su obligación, pero terminan en el fondo de un cajón, también la mayoría de las veces.

La situación es la siguiente: recogen las demandas de los padres, envían el escrito a la Delegación, la Delegación contesta (en el mejor de los casos) que no puede atenderla, el director muestra a los padres la prueba de la comunicación y comienzan las negociaciones para resolver el problema de manera doméstica. Es decir, pagando usted.

Ahí está el gran error de directores y AMPAS. Cuando una Delegación no resuelve el problema se deben de tomar medidas contra la administración que ostenta las competencias, tal y como se hace cuando no se limpia o no se recoge la basura.

Las AMPAS no están para buscarle soluciones al director que no ha recibido soluciones de quien debe aportarlas. Están para defender los derechos de los alumnos frente a una administración que hace una clara dejación de funciones con la connivencia o la laxitud de muchos equipos directivos.

A estas alturas no es necesario ilustrar a los lectores con las medidas que se pueden adoptar para presionar a una administración a que cumpla con su obligación, pero me da mucho que pensar el hecho de no haber visto nunca a 20 directores manifestarse frente a la Delegación o firmar una nota de prensa exigiendo a la administración que haga su trabajo. Y AMPAS muy poquitas, y en contadas ocasiones.

Que en estos casos nosotros lo hagamos por nuestros hijos quiere decir que la administración no lo hace por ellos. Y la próxima vez tampoco lo hará, porque sabe que lo haremos nosotros.

“Un centenar de padres y madres se concentran frente a la Delegación porque 200 alumnos llevan 4 días sin poder asistir a clase ante la falta de soluciones de climatización en su centro”.

Esto resuelve problemas. Lo otro no.

Lope González Vázquez

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies