El Avispero

Abascal no pondrá en peligro el pacto PP-Cs en Andalucía

La “derechita cobarde” se le atragantó este jueves a Vox. Es decir, el discurso del presidente del PP Pablo Casado arremetiendo contra Vox dejó descolocado a Santiago Abascal, presidente de la formación de ultra derecha, que reconoció que no esperaba esa actitud por parte del líder de los populares.

Casado anunció que rompía amarras con Vox y esta formación se ha dado un tiempo de espera para decidir qué hace en la negociación sobre los presupuestos de Andalucía, donde el apoyo de Abascal y los suyos permiten que PP y Cs pueda seguir al frente del Gobierno andaluz.

En cualquier caso, Abascal ha garantizado este viernes que los gobiernos regionales de Andalucía, Murcia y Madrid no corren peligro pese a los «ataques» recibidos por Casado, en el debate de la moción de censura.

Eso sí, ahora Vox se abre a un periodo de reflexión interna para integrar en su discurso a «millones» de votantes que cree que han quedado «huérfanos» y necesitan «una alternativa clara» de «regeneración democrática», según asegura.

Abascal ha reconocido la sorpresa y dolor personal que le produjo el discurso de Casado desde la tribuna del Congreso, pero ha garantizado que esas «agresiones» no tendrán respuesta por parte de Vox en forma de venganza en los gobiernos autonómicos que cuentan con sus sustento.

También te puede interesar

No se puede comentar.

Más noticias sobre:El Avispero