Huelva

Adelante pide la protección de los edificios históricos abandonados en Huelva

Jesús Amador, viceportavoz de Adelante Huelva en el Ayuntamiento de la capital, ha informado hoy sobre la iniciativa que va a defender en el Pleno municipal del próximo miércoles, en la que “pedimos al equipo de gobierno que se ponga a trabajar” en la modificación y actualización del Catálogo de Edificios y Elementos de Interés de Huelva.

Amador ha señalado que “esta necesaria revisión de las catalogaciones para proteger adecuadamente nuestro patrimonio cultural y natural, se haga obligatoriamente mediante un proceso participativo en el que la ciudadanía y los colectivos implicados en la conservación de nuestro patrimonio estén presentes y puedan realizar sus valiosas aportaciones”. El concejal de Adelante Huelva ha calificado de “desastre” y “caótico” el catálogo actual, debido a que en el mismo aparecen edificios “que no cuentan con ninguna figura legal para ser protegidos, a pesar de tener valor arquitectónico” y que también ocurre lo contrario con edificios protegidos que hay que revisar.

Esta revisión abarcaría todo el término municipal de Huelva, afectando la tutela de bienes que hasta ahora no tenían esta consideración, como es el caso del patrimonio natural, como son los cabezos, los paisajes urbanos, especies vegetales, las salinas abandonadas y una larguísima lista de elementos urbanos y naturales que “actualmente están abandonados y que no cuentan con ninguna figura que los proteja”. Así, Amador ha señalado que edificios como la vieja estación de trenes, la cárcel vieja y gran parte del patrimonio con valor arquitectónico del centro de la ciudad “se encuentran en estado ruinoso, ante lo que es necesario una intervención decidida del Ayuntamiento para evitar que nuestro entorno urbano se siga llenando de ruinas” como es también el caso del viejo edificio de Santa Fé, entre otros muchos, que se están perdiendo.

Esta iniciativa servirá, según explica Amador, “para el bien y disfrute de toda la ciudadanía, mediante la adecuada tutela de nuestro patrimonio natural y cultural, que constituye nuestra esencia y señas de identidad, tanto materiales como inmateriales y evitando que se eliminen elementos de nuestro patrimonio, en beneficio de unos pocos que pretenden especular con los mismos”.

En este sentido, el concejal de Adelante Huelva explica que “nuestra ciudad, tiene una identidad compleja y diversa que está constituida por bienes materiales e inmateriales que conforman la herencia común. Un enclave natural singular, plantas y árboles significativos, restos fósiles, tradiciones, edificios, elementos muebles, restos arqueológicos urbanos, y testimonios de la arqueología industrial. Todo ello conforma la identidad de Huelva. Gran parte de estos elementos señeros están deteriorados, dispersos, tapados u olvidados”. Se trata, en definitiva de poner en valor todo el patrimonio onubense para “darle el valor y defenderlo del abandono, de la ruina y de la especulación para que podamos estar orgullosos del mismo y sean recursos en beneficio de toda la población”.

Huelva es una ciudad asentada sobre y entre cabezos, que al crecer ha ido tomando su espacio y protagonismo urbano. Así mismo, la ciudad está asentada en un estuario entre rías y marismas, el cual se ha ido colmatando y perdiendo; de un lado con las tierras de sucesivos desmontes, y del otro con subproductos industriales de alto impacto ecológico.

Por ello, Adelante Huelva propone que se realice un cambio significativo, un giro de 180 grados en las políticas urbanísticas de la ciudad, apostando por un modelo urbano del siglo XXI. Por una Huelva verde, accesible, diversa e inclusiva donde su rico patrimonio no se vea como un lastre para su desarrollo, sino que, muy al contrario, sea el motor para su relanzamiento. Por ello, nuestras señas de identidad merecen que nos esforcemos en dotarlas de su adecuada protección jurídica, protegiendo sus valores patrimoniales ante cualquier tipo de agresión que pueda afectarlas.

La revisión del catálogo que pide Adelante Huelva debería acometerse antes de la modificación del PGOU, ya que en dicho catálogo se pueden formular y aprobar medidas de protección de forma independiente de los instrumentos de planeamiento urbanístico. Esto se debe a que el PGOU actual ha quedado claramente “desfasado”, en parte debido al cambio de sensibilidad respecto al patrimonio urbano que ha manifestado la población con sus movilizaciones en su defensa. En este sentido, Amador recuerda que este año se cumplen más de tres años y medio del expolio arqueológico que se produjo en la Zona Arqueológica del Seminario y desde entonces, “se ha despertado en nuestra ciudad un importante sentimiento colectivo reivindicativo por la recuperación de determinadas señas de identidad de la ciudad que andaban perdidas, olvidadas o faltas de la oportuna atención de las administraciones”.

PUBLICIDAD

LYNCIS ENERO 2021

También te puede interesar

No se puede comentar.



Publicidad

CSIF SEPT 2020

Más noticias sobre:Huelva