ProvinciaPunta UmbríaZZ_Slider

Alejandro Márquez niega tener vinculación con la concesión del chiringuito de La Canaleta

El director general de Urbanismo de la Junta de Andalucía, Alejandro Márquez, ha aclarado que la Dirección General de Urbanismo «no ha tenido ni tiene vinculación competencial alguna con el expediente sustanciado a propósito de la concesión administrativa de un chiringuito en la Punta de La Canaleta» (Punta Umbría).

Todo esto después de que uno de los ciudadanos que denunciaron la construcción de la infraestructura en la ría de la localidad relacionara a Pepe ‘El Marismeño’ y Márquez, señalando que fue «el primer cliente del chiringuito», algo que apuntó el mismo cantante en redes sociales. Así, este ciudadano aseveró que el director genral de Urbanismo de la Junta es «el mismo que tiene que resolver el recurso que está pendiente la Consejería del Medio Ambiente interpuesto por los abogados de la Asociación de Vecinos La Canaleta a este chiringuito ilegal», apostillando que «ni la Camorra Siciliana actúa con tanta impunidad» y exigió la dimisión «inmediata» de este cargo público.

Por esto, Marquez ha querido salir al paso de esta acusación en relación al procedimiento diseñado para autorizar este tipo de establecimientos, explicando que la implantación y edificación de los chiringuitos que se establecen en el ámbito de la zona de servidumbre de protección de costas es municipal. «De modo que corresponde al Ayuntamiento la concesión de licencia, así como velar para que las obras ejecutadas se adecúen a la licencia concedida».

Por otra parte, ha proseguido, «corresponde a la Delegación Territorial de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, concretamente al servicio de Prevención y Calidad Ambiental, la autorización previa sobre el uso del ámbito de la zona de servidumbre de protección de costas. En consecuencia, la Dirección General de Urbanismo no tiene competencia alguna sobre la autorización y edificación de este tipo de establecimientos».

Márquez ha querido precisar que la Dirección General de Urbanismo «no ha intervenido, en ningún momento, en la tramitación del citado expediente, de forma que no ha emitido informe ni resolución alguna ni tiene competencia para resolver un posible recurso sobre el particular». Además, ha afirmado que no tiene interés ni personal ni de otra naturaleza en el citado establecimiento y que «jamás» ha intervenido para favorecer los intereses de los empresarios del chiringuito en cuestión.

Después de expresar el más «escrupuloso respeto» a las resoluciones administrativas o judiciales que puedan recaer en un futuro sobre el asunto, ha lamentado que «de manera torticera se le haya querido vincular en un asunto en el que no tiene interés ni competencia» por lo que no descarta el ejercicio de acciones legales contra las personas que han pretendido manchar su imagen y honorabilidad.

También te puede interesar

No se puede comentar.

Más noticias sobre:Provincia