Firmas

Arena pisada

Huellas

Estarás con los ojos puestos en el único horizonte que te deja la mar, lejano, inalcanzable, como los deseos, como los sueños; pero tendrás los pies acariciados de arena húmeda, en la ola que no se cansa de mojarte, en el trazo de la brisa. O tendrás las manos troquelando una figura surgida de tu entusiasmo, pero habrás conocido cómo se toca una piel imperfecta. O tendrás el pensamiento pendiente de un espasmo que alerte la consigna de un tiempo que nace para no perderse. O estarás en el pico más alto de una nube sin agua esperando un resultado de descanso, pero sabrás que de la nube se cae, a veces. O irás a las cumbres, a los roquedos, a las correntías, a pactar con tu conciencia, pero la luz la llevarás en los morrales, inquieta y avispada.

Andarás campos, cornisas, planicies, hasta que todo aquello parezca libertad, donde el grito tenga siempre la respuesta del eco y sea impúdico volver. Allá, donde estén los materiales del universo, arena pisada, luz soberbia, deseos corrientes, la vista alargará la tarde y se dejará querer si se abraza; mientras, los huracanes dejados pasarán a la moda antigua, a la despensa.

Alguien tocará tu espalda anunciando el regreso y desde entonces lo cotidiano te será mediocre e insulso, pero no habrás olvidado la complicidad con la arena, con tu tiempo, contigo.

También te puede interesar

2 Comentarios

  1. Ramón- sus palabras me hacen asociar a una historia que corre por mi sangre.
    Si, estoy convencida que las historias, también corren por las venas.MI abuela napolitana, cuando su hijo Ciro Cioffi emigró en un barco, iba todos los días hasta el fin de sus días, a caminar por la playa y tirar , luego de besar , una rosa al mar.
    Ella sabría que a su hijo preferido, no lo volvería a ver. Quién sabe si ella no presentIría que ese hijo moriría a los 44 años de Mal de Hodking.
    En Arenas pisadas, veo una mujer mayor , con sus pies y piel arrugaditos… tal vez se llama María Volla

  2. Estimado Ramón.

    Arena pisada, son las marcas que deja la vida en nuestro presente?

    Con sus momentos de paz, de silencios , de huracanes , de impotencias,de libertades?

    Recurro a mi manual de sensaciones, y siento , con sus palabras la increible necesidad de volver a pisar esa arena húmeda …

    Gracias por producir recuerdos con usos hilos de plata bordando impresiones.

No se puede comentar.

Más noticias sobre:Firmas