El Algarve contará con un metro de superficie que podremos utilizar en los próximos años

A.J.S.

El Gobierno portugués ha presentado esta semana un proyecto para unir por metro de superficie las localidades de Olhão, Faro y Loulé, que tendrá una longitud de 38 kilómetros y beneficiará a 185.000 personas, en torno al 40% de la población de la citada región, según un estudio preliminar dado a conocer.

Se trata de una apuesta del Ejecutivo de António Costa para unir municipios que, aún siendo vecinos, no están bien articulados, según ha destacado el primer ministro, que estos días ha mantenido una apretada agenda de trabajo en la región algarvía.

Las previsiones apuntan a que el proyecto podría necesitar una inversión superior a los 300 millones de euros, tanto la vía basada en vehículos eléctricos como la de vehículos de hidrógeno.

“Con esta financiación, ayudamos a impulsar la base económica de toda la región”, señaló Costa al respecto, y agregó que la inversión aún debe realizarse durante el período de programación de los fondos estructurales que finaliza en 2030.

La futura línea, que contará con más de 20 paradas, enlazará al pasajero con el aeropuerto de Faro, con 9 millones de pasajeros y 5.000 trabajadores.

El estudio presentado también apunta que podrían realizarse unos 40.000 viajes al día, barajándose posibles ampliaciones de la línea hasta las localidades de Albufeira y Fuseta.