El ex alcalde de Ayamonte Alberto Fernández, nuevo director de Personal del Servicio Andaluz de Salud

Deja la dirección general de Consumo que ocupaba desde el pasado ejercicio. Los sindicatos le piden diálogo y avisan de que "un cambio de cromos" no es la solución para el SAS

N. Acedo

Se han trenzado cargos en el Ejecutivo andaluz. El Consejo de Gobierno de la Junta ha nombrado a Alberto Fernández director general de Personal del Servicio Andaluz de Salud (SAS), puesto que ocupaba Pilar Bartolomé, quien ha pasado a ser directora general de Consumo en la Consejería de Salud y Familias, responsabilidad que asumió el año pasado el anterior.

Fernández, ex alcalde del municipio onubense de Ayamonte, se licenció en Derecho por la Universidad de Huelva en 2002 y posee una dilatada experiencia como abogado especialista en Derecho Administrativo, Contractual y Penal.

La Junta ha destacado del ex regidor popular en una nota además que "ha sido miembro de los consejos de administración de Caja Sol y Banca Cívica", así como parlamentario autonómico. Posee, aseguran desde el Ejecutivo regional "competencias en negociación, organización y gestión de recursos y un amplio conocimiento y experiencia en los procedimientos y las instituciones públicas, tanto a nivel nacional como europeo".

El relevo se produce en un contexto de movilización sindical, UGT, CCOO y CSIF han convocado mañana concentraciones en centros sanitarios de las ocho provincias andaluzas por la salida de 8.000 profesionales del sistema sanitario andaluz, y el portavoz de la Junta y consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, lo ha incrustado en una dinámica de “mejora” constante del funcionamiento de la Administración autonómica.

Reacciones sindicales

Tras conocerse el movimiento de fichas, el Sindicato de Enfermería en Andalucía, SATSE, ha pedido al nuevo director general de Personal del SAS a través de un comunicado que "mantenga un diálogo permanente con los representantes de los trabajadores" y "un cambio en la gestión de la sanidad" en la comunidad para que "primen los criterios asistenciales por encima de los económicos".

Desde UGT-A han advertido, de su lado, al consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, de que "un 'cambio de cromos', quien estaba en la Dirección General de Consumo lo pongo en la Dirección General de Profesionales y al revés", no es "la solución" a la, a su juicio, "situación crítica" por la que atraviesa "el Servicio Andaluz de Salud". "Hace falta algo más que un cambio de papeles para que quienes están siendo agredidos por una política de recortes, se puedan sentir a gusto y como merecen", sostienen desde la organización sindical.