Hasta 2.500 despidos podría causar el anunciado cierre de 821 sucursales de Caixabank

(A.S.C.) Los sindicatos temen que el plan estratégico 2019-2021 de Caixabank pueda suponer el despido de entre 2.000 y 2.500 trabajadores tras el cierre de 821 oficinas de dicha entidad.

Será el próximo día 10 del mes en curso cuando sindicatos y empresa comiencen a negociar dicho plan, del que los trabajadores temen que conlleve la aplicación de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que suponga la cifra anteriormente citada de despidos.

De momento, según alertan fuentes sindicales, Cixabank ha anunciado ya su intención de poner encima de la mesa un despido colectivo así como la modificación sustancial de las condiciones de trabajo y la movilidad geográfica para algunos de sus empleados.

La entidad cerrará el mayor número de sucursales en el ámbito urbano y se prevé que se mantenga el mayor número de oficinas en el rural.

Se trata de una de las consecuencias del cambio de modelo de negocio hacia una mayor digitalización, según ha expuesto el banco en su plan estratégico.

Entre sus objetivos, ampliar en dos millones el número de clientes conectados por internet que resuelven a distancia sus gestiones.

En la actualidad trabajan en la entidad 32.600 empleados, 8.600 menos que en el año 2011.

Hasta ahora, gran parte de los despidos se han producido en Andalucía, tras la integración de Banca Cívica, de la que formaba parte la andaluza Cajasol.