Juanma Moreno buscará impedir una nueva "injusticia" con Andalucía por "cesión" al independentismo

El presidente andaluz contesta así al "tratamiento especial de Cataluña" que ha defendido la ministra de Hacienda, María Jesús Montero

Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, en un acto esta mañana.
photo_camera Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, en un acto esta mañana.

Las declaraciones de la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, considerando que comunidades como Cataluña "tienen que tener un tratamiento especial" , ha reactivado el asunto de la infrafinanciación autonómica en Andalucía.

Así lo ha confirmado hoy el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, que ha resaltado su apuesta por "impedir" que se cometa una nueva "injusticia" con la comunidad andaluza en materia de financiación autonómica, por "cesiones" del Gobierno central al independentismo catalán.

Moreno ha declarado que las palabras de Montero coinciden con "la enésima cesión al independentismo y el enésimo cheque que paga Sánchez al independentismo para mantenerse en el poder y para intentar" que el socialista Salvador Illa sea presidente de la Generalitat.

Por ello ha denunciado que un trato especial a Cataluña en financiación, rompería una vez más "el principio de igualdad y solidaridad", al someter a privilegios a un territorio sobre otros, en este caso, a Cataluña por el peso que tienen "los votos independentistas" para la sostenibilidad del Gobierno

Juanma Moreno ha recordado que María Jesús Montero, siendo consejera andaluza de Hacienda, cifró en casi 5.000 millones de euros el déficit que tenía Andalucía en materia de financiación, por lo que no entiende que ahora como ministra de Hacienda se desentienda de la infrafinanciación de Andalucía. 

A su juicio, el Gobierno de Pedro Sánchez "no ha entendido la enorme voracidad que tiene el independentismo, que tiene hambre después de comer siempre". 

"Desde Gobierno de la Junta de Andalucía no vamos a permitir un nuevo maltrato y un nuevo paso en la ruptura de ese principio de solidaridad interterritorial que tenemos que tener entre los españoles", ha dicho. A su juicio, "no puede haber un cupo vasco y un cupo catalán y al resto de comunidades autónomas, en este caso, a la más poblada de España, dejarle, como ya llevamos, con 1.500 millones de euros anuales por problemas del modelo de financiación".