Once jóvenes tendrán que pagar 7.000 euros a Renfe por celebrar una despedida de soltero en un AVE y causar su retraso

Un total de once hombres que celebraban una despedida de soltero a bordo de un AVE Madrid-Málaga han sido condenados por un juzgado de Madrid a pagar a Renfe 7.676 euros, a razón de 697,82 euros cada uno, por el retraso que causaron al negarse a abandonar el tren en la estación de Córdoba después, de comportarse «de manera descontrolada», en la cafetería del tren.

En concreto, el Juzgado de Primera Instancia número 43 ha estimado la demanda interpuesta por la citada empresa pública y condena a estas once personas a abonar íntegramente a la compañía dicha cuantía, que es la que tuvo que pagar a 216 viajeros en concepto de indemnización por incumplir su compromiso de puntualidad, pues el AVE llegó a Málaga con 23 minutos de retraso.

Fue el 6 de julio de 2018, cuando los citados jóvenes, que celebraban una despedida de soltero a bordo del AVE Madrid-Málaga, «alteraron de manera cada vez más intensa el orden dentro del tren, gritando, cantando y golpeando las paredes del tren, haciendo caso omiso de las indicaciones y llamadas de atención del personal de Renfe».

Ante este comportamiento, el interventor, en virtud del artículo 90 del Reglamento del Sector Ferroviario, que le faculta para apear a los viajeros que alteren el orden o pongan en peligro la seguridad del transporte, pidió a Seguridad de Renfe el desalojo del grupo.

Una vez llegado el tren a la parada que se efectúa en Córdoba, donde pausa la marcha 15 minutos, «los demandados aprovecharon para escalar de manera definitiva su fiesta particular en la cafetería del tren, donde se encontraban bebiendo, bailando, cantando y gritando a todo volumen y de manera totalmente descontrolada», señala la sentencia.

Tras la negativa de estas personas a abandonar el tren, el interventor tuvo que llamar a la Policía Nacional.