La corriente arrastra a un menor que se bañaba en un estero de Ayamonte

La Policía Local de Ayamonte ha informado que, en la tarde del pasado martes, se recibió una llamada solicitando auxilio ya que un menor que se encontraba bañándose en el estero de la calle Lope de Vega y estaba siendo arrastrado por la corriente hacia el puente de la avenida Ramón y Cajal con el riesgo de ser engullido bajo el mismo.

Personados los agentes de servicio en el lugar del suceso, y ante la urgencia de la situación, uno de los agentes jugándose su integridad física no se lo pensó y se deslizó por la tubería anexa al puente, siendo este sujetado desde el cinturón por el otro componente de la patrulla.

De este modo se consiguió sacar en el último instante al joven antes de ser arrastrado bajo el puente, el cual hasta ese momento había sido socorrido en un primer instante por un vecino que se encontraba en el agua a la llegada de los agentes.

Debido a la corpulencia del menor y a la fuerte corriente, el rescate del mismo fue muy complicado estando a punto de ser arrastrados por la corriente el agente y el menor.

"Celebramos el final feliz de la actuación tanto de los agentes como del vecino que nos consta terminaron exhaustos tras la intervención", señaló el colectivo policial ayamontino.