Aviso a los usuarios de patinetes eléctricos en Cartaya: el ayuntamiento intensificará los controles

El objetivo es “concienciar en el respeto a la movilidad peatonal”, ya que “las aceras son un espacio para los desplazamientos a pie”, así como garantizar “la convivencia de todos en los espacios públicos”, según la alcaldesa

El Ayuntamiento de Cartaya se une a la nueva campaña de la Dirección General de Tráfico (DGT) con la que se pretende concienciar a la ciudadanía en el respeto a la movilidad peatonal y dar a conocer la nueva normativa que considera a los vehículos de movilidad personal, entre los que se encuentran los patinetes, como vehículos a todos los efectos.

Esto implica, por ejemplo, que estos vehículos deben circular entre 6 y 25 kilómetros por hora, y nunca podrán hacerlo por las aceras o zonas peatonales, vías interurbanas, travesías, autopistas, autovías o túneles urbanos. Además, en este tipo de vehículos solo puede ir una persona, y el conductor está sometido a las mismas tasas de alcohol permitidas por la Ley de Seguridad Vial al resto de conductores y a las mismas prohibiciones, entre las que se encuentra el hacer uso de auriculares, móvil y cualquier otro dispositivo mientras va conduciendo.

Tanto la DGT como el Consistorio hacen hincapié con esta campaña en el peligro que entraña el incumplimiento de la normativa, que además implica infracciones graves que llevan aparejada la sanción de 200 euros.

Con el eslogan "No pasa" y el "hashtag"#HagamosAcera, la campaña podrá verse en soportes urbanos y edificios públicos de la localidad, y se difundirá ampliamente en medios de comunicación locales y en las redes sociales municipales. Se complementa con una campaña específica de vigilancia y control de la circulación de los vehículos de movilidad personal y bicicletas por parte de la Policía Local, ha anunciado el concejal de Seguridad Ciudadana, José Ángel Rodríguez Marcelino, que pide “la colaboración ciudadana para garantizar la seguridad vial”.

Se trata de “concienciar a la población de que el respeto a las normas es lo único que puede garantizar la movilidad segura”, y de que “ese es un paso básico para que todos, peatones y conductores, podamos convivir en armonía”, ha señalado la alcaldesa, Pepa González.