El bailarín Álvaro Silva y el músico Carlos Guerrero se desplazan a Cortegana por el espectáculo de danza 'La Escalera'

El municipio onubense acogerá del 8 al 15 de marzo al bailarín e intérprete de Sanlúcar de Barrameda, Álvaro Silva, junto con el músico, artista y pedagogo de Gran Canaria afincado en Andalucía, Carlos Guerrero
Bailarín Carlos Guerrero
photo_camera Bailarín Carlos Guerrero

La presente edición de ‘Bailando en Plata. Jornadas y Residencias de Creación Artística en Andalucía y Extremadura’, proyecto organizado por la Asociación Andaluza de Compañías y Profesionales de la Danza (PAD), en colaboración con la Dirección General de Industrias Culturales del Ministerio de Cultura, continuará su desarrollo con la segunda de sus residencias artísticas de 2024, esta vez en Cortegana.

El municipio onubense acogerá del 8 al 15 de marzo al bailarín e intérprete de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) que vive a caballo entre Sevilla y Bruselas, Álvaro Silva, que junto con el músico, artista y pedagogo de Gran Canaria afincado en Andalucía, Carlos Guerrero, trabajarán en su última pieza ‘La Escalera’, con el objetivo de realizar un preestreno de la misma en este municipio, para después estrenarla oficialmente el 12 de mayo en la sala El Apeadero de Granada.

La Escalera de Álvaro Silva
La Escalera de Álvaro Silva

En Cortegana también se llevará a cabo una jornada profesional con invitados nacionales e internacionales, además de representantes de los municipios y los creadores y creadoras que han participado en las anteriores ediciones de ‘Bailando en Plata’.

La primera de las residencias artísticas de ‘Bailando en Plata’ de este año se llevó a cabo en Monesterio (Badajoz) durante el pasado mes de febrero y estuvo protagonizada por la bailarina y coreógrafa barcelonesa afincada en Madrid, Helena Martín, quién trabajo su proyecto ‘Carne de Perro’.

‘Bailando en Plata’ desde su primera edición en 2021 pone en valor el papel de las residencias artísticas como modelo de apoyo sostenible para los creadores y municipios y dar a conocer esta figura al público en general como parte importante dentro del proceso de creación.

Además, otro de los principales propósitos, es llevar estos procesos creativos de danza al entorno rural. El proyecto ha contado durante estos tres últimos años con el apoyo del Ministerio de Cultura, a través de las Ayudas de Acción y Promoción Cultural, agotando el periodo máximo que la normativa establece para recibir este soporte. Es por ello que en esta última edición desde la PAD se están buscando alianzas que permitan dar continuidad a ‘Bailando en Plata’ en futuras ediciones.

En esta presente edición tiene el apoyo de los ayuntamientos de Monesterio (Badajoz) y Cortegana para la realización de sus dos residencias artísticas. Sobre el territorio se cuenta con la mediación de Contarte Proyectos en el caso de Extremadura y de la bailarina Judith Mata en la Sierra de Huelva. Cultura A Punto es la encargada de la coordinación administrativa y comunicación del proyecto.

Florentino Yamuza
Florentino Yamuza

Sobre ‘La Escalera’

‘La Escalera’ es una obra de danza contemporánea y música en directo, interpretada por el bailarín Álvaro Silva y el músico Carlos Guerrero (voz y piano), concebida como pieza larga, que se basa en el ejercicio de limpiar. Danza y música se unen para describir y transformar esta acción cotidiana que la mayoría de las personas practican.

Desenvolviéndose en diferentes atmósferas musicales, el intérprete (Álvaro Silva) se une a su fiel compañera: la mopa. Intérprete y objeto abarcan todo el espacio escénico y, como resultado del maridaje de ambos, aflora un lenguaje físico que se pone a disposición del público.

¿De dónde surge la idea y el por qué? El propio Álvaro Silva lo explica: “Esta pieza es muy importante para mí, no sólo porque es mi primera creación de ‘gran formato’ por su duración 45 minutos, sino porque además esta propuesta escénica reivindica, visibiliza y describe la precariedad y el esfuerzo de mantenerse a flote en el mundo de las artes escénicas con otros trabajos a la misma vez, como fue en mi caso durante una etapa muy importante para mí cuando vivía en Bruselas”.