La elegancia del saxo de Jerry Bergonzi Quartet, colofón de oro al jazz en los cursos de verano de la UNIA

La elegancia del jazz llegaba en la noche del martes a la sede rabideña de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) de mano de Jerry Bergonzi Quartet. El público asistente, que volvió a agotar las entradas, pudo disfrutar de un espectáculo en el que el estilo personal de Bergonzi ofreció una noche única.

Varios bises corroboraron la implicación del público con el grupo, que supo deleitar a la comunidad del jazz con una atmósfera de gran belleza y profundidad. Jerry Bergonzi al saxo, estuvo acompañado por Renato Chicco, al piano; Dario Deidda al contrabajo; y Andrea Michelutti a la batería.

Los asistentes pudieron corroborar en directo la afirmación de los profesionales y críticos especializados que consideran a Jerry Bergonzi uno de los grandes saxofonistas de las últimas décadas, que llegaba anoche de pleno con un sonido característico y singular.

Bergonzi ha sabido recoger la herencia del género y darle forma creando un lenguaje propio que le convierte en un gran maestro, siempre singular y totalmente identificable. Su forma de tocar destaca por una enorme capacidad expresiva y un talento sin par a la hora de crear sonoridades y atmósferas de gran belleza y profundidad, sorprendiendo con composiciones propias o reconstruyendo clásicos del jazz.

Amante del jazz desde la niñez (afirma haber descubierto a Lester Young a los ocho años), Bergonzi es un gigante del saxo surgido de la escena de Boston, compañero de escenarios y estudios de grabación de maestros como Dave Brubeck, Miles Davis, John Scofield o Michael Brecker. Sin duda, un gran maestro del jazz que ponía el colofón a las noches de música en el verano de La Rábida.