La Junta de Andalucía reivindica su Distintivo de Artesanía Alimentaria como garantía de calidad y elaboración artesanal

Estos productos podrán acogerse al distintivo con el fin de facilitar la comercialización y acreditar en el mercado tanto su procedencia como su elaboración artesanal, y el cumplimiento de las condiciones específicas de calidad diferenciada
undefined
photo_camera Imagen de PollyDot en Pixabay
Junta de Andalucía
Contenido promocionado

La producción artesanal alimentaria es una actividad de suma importancia para la Comunidad Autónoma de Andalucía, siendo preciso conservar, proteger y regular aquellos métodos de producción artesanales realizados por pequeñas empresas o explotaciones agrarias.

Así, el alimento artesano resultante de esta producción es un producto alimenticio de calidad, individualizado, de producción limitada y controlada, que cumple los requisitos alimentarios que le sean de aplicación.

Para la protección de dicha producción artesanal, desarrollada fundamentalmente en el medio rural, La Consejería de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía establece un marco de acción para acogerse al distintivo otorgado por la Junta con el fin de facilitar que estos productores artesanales andaluces puedan, siguiendo unos requisitos, favorecer la comercialización de sus productos y acreditar en el mercado tanto su procedencia como su elaboración artesanal, como el cumplimiento de las condiciones específicas de calidad diferenciada.

Para poder tener la consideración de empresa de artesanía alimentaria y obtener la autorización para hacer uso del distintivo de Artesanía Alimentaria, la empresa tendrá que adecuarse a la definición establecida en el artículo 3.c) del Decreto de Artesanía alimentaria  y cumplir los siguientes requisitos:

  • El centro de producción o instalación industrial, así como el domicilio social debe estar ubicado en Andalucía.
  • El centro de producción y sus instalaciones deberán estar inscritos en los registros establecidos y, en concreto, en el Registro de Industrias Agroalimentarias de Andalucía.
  • El producto elaborado por la empresa deberá adecuarse a la definición establecida en el artículo 3.e), de conformidad con lo establecido en el artículo 5 del mencionado Decreto.
  • La empresa deberá tener la condición de microempresa, ocupando a menos de diez personas y cuyo volumen de negocios anual o cuyo balance general anual sea menor a dos millones de euros.
  • La actividad debe realizarse con carácter permanente y de manera periódica, incluidas las de temporada.
  • La entidad que adquiera la condición de empresa de artesanía alimentaria deberá someterse a los controles establecidos en este Decreto, estando obligada a colaborar en el desarrollo de éstos.
  • La responsabilidad y la dirección del proceso artesanal alimentario deberán recaer en una persona artesana de alimentación que se adecue a la definición del artículo 3.b) del referido Decreto. La acreditación de la cualificación se podrá justificar con titulación profesional específica o poseer al menos tres años de experiencia en la producción artesanal.

Una vez cumplidos los anteriores requisitos, las empresas de artesanía alimentaria que comercialicen su producción de alimentos artesanos podrán hacer uso de la mención «Directamente del productor al consumidor» , que solo se podrá usar en las siguientes modalidades de venta directa detalladas aquí.

Por su parte, la Junta de Andalucía también facilita la relación de producciones artesanales de alimentos de la Comunidad Autónoma de Andalucía que pueden acogerse al Distintivo de Artesanía Alimentaria:

  • Elaboración de quesos y cuajadas, postres lácteos y yogures.
  • Elaboración de mermeladas.
  • Elaboración de avinagrados, adobados, salmueras, encurtidos y salados.
  • Elaboración de miel y productos derivados, y de esencias silvestres y derivados sin finalidad terapéutica, preventiva o cosmética.
  • Transformación y elaboración de productos cárnicos.
  • Transformación y conservación de pescados, crustáceos y moluscos.
  • Transformación y conservación de frutas y vegetales.
  • Elaboración de bollería, repostería y pastelería de conventos.
  • Elaboración de sal.

La artesanía alimentaria en Andalucía es regulada por el Decreto 352/2011, de 29 de noviembrePara más información, puede consultarse el Apartado de Artesanía Alimentaria en este enlace web.