Almonte comienza a "escocerle" al ministerio de Teresa Ribera y al PSOE

Envían a la secretaria general del PSOE a "contestar" al alcalde tras el desayuno informativo del día anterior
Teresa Ribera, ministra de Transición Ecológica
photo_camera Teresa Ribera, ministra de Transición Ecológica

Algo debe de estar "escociendo" en el Ministerio de Transición Ecológica, cuando su titular, Teresa RIbera, y el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, "envían" a María Eugenia Limón a "contestar" al alcalde de Almonte, Francisco Bella (Ilusiona), que el día anterior protagonizó un multitudinario desayuno informativo en Huelva en el que contó a los medios con pelos y señales el "maltrato" que sufre su localidad por parte del Gobierno central.

De este modo lo entienden fuentes provenientes del municipio almonteño, que recuerdan, para empezar, que Maru "no sabe ni dónde está Doñana, a pesar de haber sido presidenta de la Diputación y llevar varios años de secretaria general del PSOE en Huelva".

Dichas fuentes destacan que "está claro que le preocupa muchísimo la queja que formalmente los ayuntamientos de Almonte e Hinojos van a presentar ante las instituciones europeas".

María Eugenia Limón, secretaria general dle PSOE de Huelva
María Eugenia Limón en un reciente acto público en el Andévalo

La dirigente socialista, a juicio de estas fuentes, "debería de dejar de insinuar que el Ayuntamiento de Almonte recibe más dinero que nadie, y si no, que haga las cuentas de cuando ella estuvo en el Diputación en relación a lo que llegó al municipio almonteño".

Y es que, según agregan las citadas fuentes, a Limón aún le duraría la "pataleta" tras haber perdido el PSOE la presidencia y, por tanto, el control de la Mancomunidad de Servicios (MAS), que 'controla' la empresa pública Giahsa.

Los socialistas onubenses perdieron dicha presidencia "posiblemente por los votos negativos del Ayuntamiento de Almonte, lo cual le ha causado un gran perjuicio al no disponer de hueco para emplear a sus adictos".

A este respecto, señalan estas fuentes que "es muy significativo que la dirección provincial de una formación política, como el PSOE tenga fijación con Almonte, algo debe de estar escociendo, no solo en el Ministerio, sino también en las entrañas mismas del Partido Socialista de Huelva".

Sin embargo, "Maru debería preocuparse más por llevar a cabo una estrategia más constructiva en la localidad almonteña, después de que muchos ciudadanos le diesen la espalda en las pasadas elecciones locales, donde sacó los peores resultados".

Precisamente, estas fuentes recuerdan que Limón intentó pactar con el alcalde de Almonte, pasados dichos comicios locales, con el fin de que "protegiera a sus concejales en el municipio, a través de propiciarle un encaje como trabajadores de la propia Mancomunidad de agua, algo a lo que se negó el equipo de Ilusiona".