El PP-A pide a Planas igualdad de trato para los agricultores y ganaderos

Debido a las "nefastas consecuencias" del Plan Estratégico de la PAC
José Carlos Álvarez
photo_camera José Carlos Álvarez, vicesecretario de Agricultura del PP-A

El vicesecretario de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural del Partido Popular de Andalucía, José Carlos Álvarez, pide al recién reelegido ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, “igualdad de trato para los agricultores y ganaderos andaluces”, algo que a su juicio no ha realizado durante los cinco años que lleva en el cargo.

Álvarez lo argumenta poniendo como ejemplo las “nefastas consecuencias” que está teniendo en la economía de miles de familias andaluzas del sector primario el Plan Estratégico de la PAC (PEPAC) para el marco 2023-2027, “negociado por el ministro Planas de espaldas de los agricultores y ganaderos andaluces a los que afecta y en contra del criterio de todas las organizaciones agrarias”.

Durante una visita a la Cooperativa Agrícola Carmonense, ubicada en el término municipal de Carmona (Sevilla), el vicesecretario de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural de los populares andaluces ha podido comprobar en primera persona cómo “en este primer año de aplicación de ese Plan Estratégico de la Política Agraria Común se está poniendo de manifiesto todo aquello que tanto desde el PP de Andalucía como desde el Gobierno de la Junta veníamos advirtiendo que podía suceder”.

Así, José Carlos Álvarez ha explicado que la provincia de Sevilla es una de las más afectadas por ese nuevo sistema de ayudas, de tal manera que un agricultor de las comarcas de “La Vega, La Campiña o de La Sierra Sur” con tierras de cultivo de secano pierde actualmente una media de un 40% de las ayudas a los eco esquemas y un 16% de la ayuda básica a la renta.

En el caso de la “Campiña Baja” de Córdoba las pérdidas se elevan hasta el 50% en los eco esquemas, al igual que le ocurre a un agricultor de la comarca de “Sierra Morena”, en Jaén, con tierras de cultivo de riego y que también sufre un 2’% de recorte en la ayuda básica a la renta.

“Son sólo algunos ejemplos de los múltiples que podemos encontrar en comarcas muy concretas de todas las provincias andaluzas y que son la prueba de que, tal y como advertimos en su momento las organizaciones agrarias, el Partido Popular y el Gobierno de la Junta, la gestión del ministro Planas para esta nueva PAC ha sido muy dañina para el campo andaluz porque no quiso escuchar al sector”.

Así las cosas, Álvarez ha dicho que “ya sabemos qué significa para Sánchez levantar muros y es, por ejemplo, volver a nombrar a un ministro como Planas que toma decisiones en contra de los agricultores”.

“No nos extraña que la mayoría de las organizaciones agrarias hayan calificado su continuidad al frente del Ministerio de Agricultura y Alimentación como una mala noticia para el sector primario andaluz”.

Por el contrario, ha defendido el apoyo constante del Gobierno de Juanma Moreno a los agricultores y ganaderos, recodando que “hace ya un mes que la Junta comenzó a abonar el adelanto de las ayudas de la PAC, cumpliendo en tiempo y forma con su compromiso”.

No obstante, Álvarez ha señalado que “nunca es tarde” y “Luis Planas tiene ahora una nueva oportunidad para hacer aquello que no ha hecho durante sus dos mandatos anteriores” y es algo tan sencillo como “venir a Andalucía para sentarse a escuchar de verdad a los agricultores y ganaderos, así como escuchar también al Gobierno de la Junta para defender entre todos ante Europa los intereses de nuestra tierra con una voz única y potente”.

Además de trabajar para mejorar aún más la flexibilización del sistema de ayudas vinculadas a la PAC a medio plazo, el vicesecretario de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural del Partido Popular andaluz considera “fundamental también que el ministro Planas ponga los intereses de Andalucía sobre la mesa del Consejo de Ministros”.

Se trata de aprovechar la Orden que acaban a aprobar sobre la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado para 2024, para que “sea exigente con las inversiones en materia de agua para Andalucía”, de manera que se contemplen todos los recursos necesarios para ejecutar de una vez las más de 30 infraestructuras hídricas que el Gobierno de Sánchez tiene pendientes en todas las provincias andaluzas.

Álvarez ha insistido en que “como primera potencia agroalimentaria de España, Andalucía merece un trato justo en esas inversiones hídricas, si tenemos en cuenta además la especial incidencia que la sequía está provocando en nuestra región”. “Esas obras resultan imprescindibles para garantizar el agua en nuestra tierra y, por tanto, la viabilidad del principal pilar de nuestra economía, como es la industria agroalimentaria”, ha subrayado.

“El Gobierno de Juanma Moreno está poniendo todo de su parte”, recuerda, “auxiliando incluso a los ayuntamientos y al propio al Estado en la ejecución de 76 obras de su competencia”, y ya ha movilizado en cinco años más de 1.500 millones de euros obras hidráulicas repartidas por todo el territorio andaluz. “Y va a seguir invirtiendo este año con más de 578 millones de euros presupuestados”, ha dicho para terminar.