La Virgen de los Dolores procesionó en Gibraleón como cada septiembre

Como cada mes de septiembre desde hace algunos años, la Virgen de los Dolores procesionó por algunas de las calles más cercanas a la iglesia de Santiago, donde tiene su sede canónica la Hermandad del Santo Entierro, a la que pertenece la venerada imagen.

A las ocho y media de la tarde del sábado se abrían las puertas del templo para la salida de la Señora, bajo el himno de España, como es tradicional, y ante la atenta mirada de numerosos fieles que quisieron ser testigos de este momento.

La comitiva contó con la presencia de la alcaldesa de la localidad, Lourdes Martín, así como de directivos y un hermano del Santo Entierro llegado desde Mallorca, donde reside actualmente. Se trata del olontense Isidoro Iriberre Donaire.

La Hermandad del Santo Entierro lleva a cabo diversas actividades a lo largo del año. La anterior a esta procesión fue la peregrinación al Santuario de la Virgen de la Cinta con motivo del 25 aniversario de la coronación canónica de la Virgen Chiquita.