“No olvides limpiar mi pipí”: la nueva campaña de la capital con la que repartirá más de 2.000 botellas

El Ayuntamiento también recuerda que no retirar y limpiar los excrementos conlleva multas que pueden llegar a los 500 euros

Ayuntamiento de Huelva
photo_camera Ayuntamiento de Huelva

Durante los próximos días el Ayuntamiento de Huelva, en colaboración con la empresa Prezero, repartirá más de 2.000 botellas entre los propietarios de animales de compañía en todas las barriadas de la ciudad con el objetivo de concienciar sobre la necesidad ciudadana de mantener limpia la ciudad.

Así, un equipo de reparto recorrerá las zonas más frecuentadas de la ciudad para distribuir kits de limpieza mediante atractivas botellas en formato moderno, que incluyen un soporte para su sujeción, un tapón antigoteo extensible con tapadera y llevan impreso unas sencillas instrucciones: llenar con agua y vinagre blanco a partes iguales y verter directamente sobre la orina de tu perro.

El lema de la campaña es directo: “No olvides limpiar mi pipí”, pero a la vez recuerda también la obligatoriedad de retirar los excrementos sólidos de los animales con bolsas de plástico que deben ser depositadas en una papelera al tiempo que la orina debe ser limpiada con una solución de agua y vinagre.

Por su parte, la alcaldesa de Huelva, Pilar Miranda, ha recordado que “mantener la ciudad limpia es tarea de todos”, insistiendo en que “los propietarios de los animales tenemos una responsabilidad, ya que tenemos la obligación de recoger sus excrementos pero además debemos concienciar a nuestros vecinos para que todos cumplamos nuestra parte”. 

Aunque la mayoría de los propietarios cumple de forma responsable, Huelva no es ajena a esta problemática. De ahí la campaña destinada a aquellos ciudadanos que incumplen la normativa provocando suciedad, protestas y malestar entre el resto de los ciudadanos.

Como consecuencia de ello, el Ayuntamiento de Huelva recuerda que el incumplimiento de la obligatoriedad de retirar y limpiar los residuos de estos animales supone multas que pueden llegar a los 500 euros.

Por último, el consistorio destaca que la concejalía de Seguridad Ciudadana y la de Infraestructuras trabajan coordinadas a través del refuerzo de la limpieza en las zonas más afectadas, el reparto de este kit de limpieza entre los propietarios, la mejora de los parques caninos, la realización de una campaña de sensibilización y el refuerzo de la Policía Local para vigilar el cumplimiento de la Ordenanza existente.