Confirman la condena contra un acusado por abuso a la hija de su expareja en Huelva

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha confirmado la condena de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Huelva

Audiencia Provincial de Huelva
photo_camera Audiencia Provincial de Huelva

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha confirmado la condena de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Huelva a un hombre por un delito continuado de abusos sexuales y contra la intimidad tanto de su pareja como de la hija de esta, como así indica la sentencia del TSJA, que confirma la Audiencia de Huelva con fecha del 30 de noviembre de 2022.

Por lo tanto, el TSJA considera probado, al igual que el Juzgado onubense, que el acusado, sin antecedentes penales, mantuvo una relación sentimental con una mujer desde el año 2007 hasta el año 2018, por lo que el acusado convivió con la hija de su pareja en dos domicilios diferentes de la capital.

Ya en la sentencia de la Audiencia Provincial queda recogido que el acusado "realizó diversos tocamientos" a la menor "en un número indeterminado de ocasiones", colocando incluso "dispositivos ocultos de grabación de imágenes", hasta que la menor "abandonó el domicilio familiar para irse a vivir a Granada, cuando alcanzó la mayoría de edad".

Así el acusado "guardaba las imágenes en dos teléfonos móviles de su propiedad, en dos tablets iPad y en un disco duro externo así como en la tarjeta de memoria de una cámara digital Go pro". Unos hechos, por los que la defensa del acusado apeló solicitando la libre absolución del acusado negando los hechos e "invocando para ello el error del tribunal de instancia en la valoración de la prueba"

A pesar de ello, el TSJA expone que la Audiencia evalúa el testimonio de la menor "de modo razonado y razonable" y concluye "afirmando la credibilidad y fuerza de convicción" del testimonio denunciante.

Así las cosas, el TSJA confirma los cinco años y un día de prisión para el acusado por el delito de abusos sexuales continuados hacia la menor, y prohibición de comunicación y acercarse a una distancia inferior de 200 metros durante siete años.

Al mismo tiempo, ratifica la condena de un año de prisión y multa de 12 meses con cuota diaria de seis euros y prohibición de comunicación por cualquier medio y de acercamiento inferior a 200 metros durante tres años por el delito de intimidad hacia su expareja y madre de la menor; mientras que se ratifica los dos años y siete meses de cárcel, multa de 18 meses con cuota diaria de seis euros y prohibición de comunicación y de acercamiento a distancia inferior de 200 metros por tiempo de cuatro años por el delito contra la intimidad de la menor.

Además, en concepto de responsabilidad civil, el acusado deberá indemnizar a la menor la cantidad de 20.000 euros, y a su expareja la cuantía de 5.000 euros.