Adif 'destruye' una colonia de gatos en El Matadero

Este lunes, la asociación Colonia Nueva Estación denunciaba que lo que iba a ser una "poda" del terreno de la nueva estación de tren, en el onubense barrio de El Matadero, en el que lleva años situada una colonia de gatos, acabó siendo otra cosa. Unas máquina, de una empresa contrata por Adif, entró en la zona para hacer limpieza del terreno y acabó con las gateras y desapareció, en un momento, el refugio.

Así, algunos de los asociados y voluntarios pararon esta acción, pidiendo que al menos les dejaran dos metros de matorral para que los animales pudieran refugiarse, por lo que acudieron al lugar hasta cuatro patrullas de la Policía Local, llamadas por la empresa que realizaba la limpieza. Les dieron hasta este miércoles para reubicar la colonia, a pesar de que estaban informados de que existía y habían asegurado que esos terrenos pertenecían al Ayuntamiento de Huelva.

Por esto, hasta allí se desplazó la veterinaria del Ayuntamiento y, tras gestiones, se les trasladó a los miembros de la asociación que la concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Huelva, Ester Cumbrera, les cedería una parcela municipal para que sus gatos tuvieran un lugar en el que poder vivir en paz, según ha informado la propia asociación, cuyos miembros hoy se afanaban en arreglar el pequeño terreno, que el Ayuntamiento les vallará y que cuenta con unos carteles que informan de que ese terreno está cedido por el consistorio para la colonia.

La Esta colonia tiene apenas diez gatos, ya que siguen el método CES (coger, esterilizar y soltar) para evitar que siga creciendo y, además, sacan a los animales en adopción. Es una de las muchas colonias controladas que hay en Huelva por numerosos voluntarios amantes de estos animales, que les ofrecen una vida mejor y evita que se reproduzcan indiscriminadamente. El Ayuntamiento ya se ha comprometido en varias ocasiones con ellas en ayudar, pero esta es la primera vez que lo llevan a cabo de forma real y efectiva.

Las colonias de gatos las generan los propios animales, que escogen un lugar para vivir, ya que son muy territoriales y las asociaciones onubenses han ido surgiendo para tratar de solucionar el problema de superpoblación y ofrecerles una vida digna a los mismos.