Ence comienza el montaje de la caldera de su nueva planta de 40 MW

Ence-Energía y Celulosa comenzó ayer el montaje de la caldera de su nueva planta de 40 MW de Huelva, con la puesta en pie del primer pilar y la montura de sus estructuras metálicas. El proceso de montaje de la estructura se inicia horas después de que GBS, compañía gaditana responsable de la producción de los componentes de la caldera, realizase una nueva entrega de piezas en el complejo energético, que contenía los módulos de las partes a presión de la caldera.

El proceso de ensamblaje de las piezas se realizará por tramos de diez metros, formando plantas desde la base, sobre los pilares de la losa de cimentación. Los plazos de ejecución del proyecto de construcción de la nueva planta, que la compañía está cumpliendo a buen ritmo, precisan que la entrega de nuevos componentes de la caldera se produzca a medida que los trabajos de montaje vayan avanzando.

El pasado 9 de junio Ence recibió ya una primera entrega de los componentes de la caldera, que incluían las paredes de los módulos y las vigas de atado de la misma, elementos fundamentales para asegurar a esta estructura la rigidez necesaria para su funcionamiento.

Hasta el inicio de los trabajos de ensamblaje ayer, estos se mantenían almacenados en las instalaciones del complejo energético de Huelva.

Una caldera para el futuro de la generación con biomasa La caldera es uno de los componentes más importantes de la planta, ya que en su interior tendrá lugar el proceso de combustión de la biomasa agroforestal para la generación de energía. Para asegurarse que este actor principal del proceso de generación de energía con biomasa desarrolle el máximo respeto por el medioambiente, Ence dotará a esta infraestructura de las mejores tecnologías disponibles. Así, incorporará un filtro de mangas y modernos sistemas que garantizarán una óptima combustión de la biomasa en su interior y un adecuado comportamiento ambiental.

El proceso de construcción de la nueva planta, que tendrá una capacidad productiva de 40 MW y una potencia instalada de 110 MWt, se vendrá desarrollando hasta finales de 2019, momento en que la nueva caldera entre en funcionamiento. Esta tendrá una producción estimada anual de 260.000.000 kWh al año, considerando las 6.500 horas de operación potenciales.