Huelva recupera la identidad de su casco histórico

  • Urbanismo suplirá la falta de arbolado en el proyecto inicial de la calle Gravina con grandes maceteros.

Huelva recupera su imagen e identidad clásicas. El Ayuntamiento de Huelva ha comenzado la instalación de farolas de estilo isabelino en el área de la calle Gravina, la última en sumarse al entramado peatonal que converge en la Placeta. Se trata de una intervención que sustituye las que había previstas inicialmente en el proyecto que habían generado un importante rechazo en los vecinos ya que rompían con la estética del entorno.  

De este modo se da respuesta a la petición unánime de vecinos y visitantes que reclaman que todo el centro histórico de la capital mantenga una imagen unitaria con una estética que respete el aspecto tradicional de la ciudad. Las nuevas farolas isabelinas se unen a las de estilo fernandino que al tener una mayor envergadura son las elegidas en espacios más abiertos como la propia Placeta. Todas ellas se integran mucho mejor con el entorno clásico de la capital onubense.

Además, el área de Urbanismo ha modificado el proyecto inicial de reforma de la calle Gravina para incluir maceteros de gran porte que permitan vegetación abundante para compensar la falta de árboles, no contemplada en la obra proyectada por el anterior equipo de Gobierno.

La nueva corporación está revisando tanto las obras en marcha como las ya terminadas para reforzar la vegetación en su apuesta por revertir la Huelva gris de hormigón proyectada por la capital verde del sur de Europa. Así se han incluido árboles de gran porte en la Placeta, se mantiene los naranjos existentes en Méndez Núñez y se refuerzan áreas como la esquina de ésta con la Plaza Arqueológica que quedará completada con una gran isla verde. En la calle Puerto no solo no se eliminarán los árboles existentes, sino que se incrementará su nuevo para reforzar la apuesta del nuevo equipo de Gobierno.