El Infanta Elena renueva por completo el área de Farmacia incorporando una nueva sala de preparación de medicamentos

La inversión superará los 1,2 millones de euros y supondrá dotar al área de una nueva ‘sala blanca’, así como de nuevos espacios asistenciales y de trabajo

El Hospital Infanta Elena se encuentra en pleno proceso de construcción de un nuevo Servicio de Farmacia, cuyas obras se encuentran ya muy avanzadas y que permitirán, una vez finalicen todas las actuaciones, dotar al área de una nueva ‘sala blanca’, así como de nuevos espacios asistenciales y de trabajo, incorporando también un avanzado equipamiento para el almacenamiento, control y distribución de medicamentos. Todo ello con el fin de proporcionar una atención de calidad y seguridad a los pacientes y de facilitar la coordinación con el resto de las unidades asistenciales del Hospital.

Estas nuevas instalaciones que cuentan con el apoyo de los fondos europeos REACT-EU dispondrán de una nueva área de dispensación a pacientes externos con acceso directo desde la calle, evitando así el recorrido por el centro hospitalario, además de nuevas áreas de trabajo interno destinadas a zonas de almacenamiento, manipulación y elaboración de fármacos estériles, así como dispositivos de distribución de medicamentos.

El nuevo servicio, que se encuentra en proceso de construcción desde el pasado mes de octubre, supondrá una inversión total de más de 1,2 millones de euros, reflejo de la apuesta inversora de la Consejería de Salud y Consumo en el Hospital Infanta Elena. Una información que han dado a conocer esta mañana la delegada territorial de Salud y Consumo, Manuela Caro, que han visitado el estado de las obras, acompañada por la directora médica del centro, Esperanza Quintero.

Estas nuevas instalaciones, que se han ubicado en la antigua área de Archivos, estarán dotadas de sistemas tecnológicos avanzados, entre los que destaca el nuevo Sistema automatizado y robotizado de almacenamiento y dispensación de medicamentos (carrusel horizontal), que ha requerido de una inversión de más de 300.000 euros. Este nuevo equipo permite el ahorro de tiempos y costes. Asimismo, agiliza los tiempos de respuesta asistencial y la atención a los pacientes, ya que permite que los profesionales puedan dedicarle más tiempo a la atención farmacéutica.

Las nuevas instalaciones contarán con alrededor de 500 metros cuadrados, divididos en dos grandes áreas dependiendo del tipo de función que acogen. La parte más cercana al exterior irá destinada a la atención de los pacientes externos y los espacios de trabajo farmacéutico asistencial, con salas destinadas a la entrega de la medicación y de espera, entre otros. Y una segunda parte que se dedicará al trabajo técnico interno, en la que se ha ubicado, entre otros, la zona de recepción de mercancías, la de cuarentena y pedidos finalizados, así como espacios de trabajo específico, cámaras frigoríficas para la conservación de medicamentos termolábiles (sensibles a la temperatura) y varias salas para la manipulación de fármacos.

Por su parte, la nueva sala blanca, que cuenta con un presupuesto superior a los 400.000 euros, está organizada en diversas áreas que facilitan la preparación de medicamentos en condiciones de máxima seguridad, garantizando su esterilidad, idoneidad y calidad. Gracias a las condiciones que ofrece, podrán elaborarse en ella tratamientos tan complejos como los destinados a pacientes con enfermedades oncológicas, hematológicas y urológicas, que requieren de unas precauciones especiales para garantizar la seguridad de los profesionales que los manipulan y la de los tratamientos que se administran.

Este tipo de salas permiten, además, incrementar la seguridad de los profesionales y de los pacientes, gracias a la nueva cabina de flujo laminar de seguridad biológica, en cuyo interior se elaboran los fármacos para evitar la suspensión de partículas en la sala y la posible contaminación de las preparaciones. El objetivo es que los profesionales puedan desarrollar su labor en un entorno seguro y protegido, así como conservar la esterilidad y garantizar la idoneidad de los medicamentos preparados.