Se inician los trabajos en la Plaza Arqueológica para saldar la "deuda histórica" con la capital

El Ayuntamiento  inicia en la Plaza de La Inmaculada una prospección geofísica para “demostrar que bajo nuestros pies está la ciudad más antigua de Occidente”

Inicios de los trabajos arqueológicos en la Plaza de la Inmaculada.
photo_camera Inicios de los trabajos arqueológicos en la Plaza de la Inmaculada.

Esta mañana se han iniciado los trabajos para la prospección geofísica de la conocida como "Plaza Arqueológica" y el espacio trasero de la iglesia de La Concepción.

Según informan desde el Ayuntamiento de Huelva, se trata de la prospección geofísica de una superficie total aproximada de 3.030,87 m2, en las áreas libres de la zona de la Plaza de Vera Cruz y C/ Méndez Núñez (zona de Plaza Arqueológica) incluidas las zonas peatonales, y espacio trasero de la Iglesia de la Concepción.

Por tanto, se apuesta por una ubicación estratégica de la ciudad, donde hay restos desde la superficie hasta una profundidad de entre 3,5 y 4 metros y donde está presente toda la historia de Huelva desde el S.VIII Antes de Cristo, desde la época de Bronce final tartésico, al S.XVIII.

De esta manera, el contrato, adjudicado a la empresa especializada Ánfora, incluye aplicación de mediciones por georradar, medición en perfiles, posiciones topográficas de las cuadrículas de las mediciones de georradar, así como la dirección y asistencia técnica de dichos trabajos que tienen como objetivo poner en valor los restos que pueden existir en los citados emplazamientos.

La alcaldesa ha estado presente junto a concejales en el inicio de los trabajos técnicos.
La alcaldesa ha estado presente junto a concejales en el inicio de los trabajos técnicos.

Así, con la prospección geofísica con georradar se pretende delimitar, describir y caracterizar los elementos arqueológicos soterrados con una mayor precisión y calidad, así como una vez analizados los resultados, realizar una estimación de los costes, duración y medios necesarios para su investigación y consolidación preventiva, que podrá verse reflejado en un proyecto de actuación arqueológica de excavación mediante sondeos y excavación en extensión, y en su caso, mediante un proyecto de actuación arqueológica de apoyo a su puesta en valor, donde se puedan estimar los recursos necesarios para que los restos puedan ser expuestos y visitados.

Visita de la alcaldesa junto a técnicos y concejales

En el inicio de estos trabajos han estado presentes la alcaldesa de Huelva, Pilar Miranda y el concejal de Cultura y Patrimonio Arqueológico del Ayuntamiento de Huelva, Nacho Molina, acompañados del primer teniente alcalde de Urbanismo y Medioambiente, Felipe Arias.

De esta forma, Pilar Miranda, ha ratificado su “firme compromiso, la apuesta real por el patrimonio arqueológico onubense para demostrar que bajo nuestros pies está la ciudad más antigua de Occidente” destacando que “por primera vez en la ciudad vamos a poner en valor la riqueza arqueológica de Huelva como motor tractor del turismo cultural y patrimonial”.

Miranda asegura que con la prospección se lleva a cabo "una radiografía del subsuelo, para gracias a un radar, analizar las estructuras soterradas”, a través de a “arqueología del siglo XXI, con los medios más punteros para delimitar, describir y caracterizar los elementos arqueológicos soterrados con una mayor precisión y calidad”.

Pilar Miranda ha recordado que se trata de un compromiso adquirido con la ciudadanía.
Pilar Miranda ha recordado que se trata de un compromiso adquirido con la ciudadanía.

"Cuando empecemos la excavación, no lo haremos a ciegas, sino sabiendo donde tenemos que intervenir para llegar a los restos y sobre todo, para no dañarlos”. Se trata por tanto “de hacer un primer diagnóstico, para establecer el valor de lo que hay, a qué profundidad está y el estado en el que se encuentra”, señala la primera edil.

Para la alcaldesa el inicio de los trabajos "demuestra nuestra firme intención de poner en valor nuestro patrimonio arqueológico, para que por primera vez en la ciudad, puedan ser expuestos y visitados” una vez que se analicen los resultados obtenidos. Posteriormente, "llevaremos a cabo una estimación de los costes, duración y medios necesarios para, en primer lugar asegurar la investigación, conservación y consolidación preventiva de los restos y a continuación, llevar a cabo un proyecto de actuación arqueológica, mediante sondeos y excavación en extensión, y en su caso, de puesta en valor”, ha enfatizado.

Por su parte, Nacho Molina ha asegurado que “hoy es un gran día para la historia y el patrimonio de Huelva, porque llevamos décadas lamentando que Huelva, a pesar de ser probablemente la ciudad más antigua de occidente, carece de un espacio donde poder comprobar nuestra riqueza arqueológica como ciudades, como Mérida, o Sevilla en la Plaza de La Encarnación, que presumen de arqueología, mientras nosotros, teniendo probablemente bajo nuestros pies esa Ciudad Milenaria, no tenemos un espacio donde poder contemplar y visitar restos arqueológicos”.

La intención, por lo tanto, según Molina, es “poner fin a esta sin razón, un compromiso que adquirimos en campaña electoral y hoy empezamos a cumplir. Creamos una concejalía, unida a la de cultura, de Patrimonio Arqueológico, precisamente para llevar a cabo actuaciones como esta. Estamos en el camino para proteger y defender nuestro patrimonio arqueológico, para dejar de lamentarnos por lo que no se ha hecho hasta ahora y ponernos manos a la obra para solucionarlo, para que Huelva pueda presumir de su riqueza arqueológica y demostrar con orgullo que somos la ciudad más antigua de Occidente”.

Asimismo, Olga Guerrero, arqueóloga de la empresa Ánfora Grupo, adjudicataria del proyecto ha celebrado que “con estos trabajos se cumple una deuda histórica con los ciudadanos, porque en las excavaciones realizadas en todo este entorno en los años 80 y 90, confirmamos que esta zona, la Plaza Arqueológico, es un área importante para poder hacer las cosas bien y con estos trabajos vamos a realizar una toma de datos que nos aportará, mediante radar, el urbanismo que hay debajo para en una segunda fase realizar los sondeos auscultatorios para determinar la datación y los sistemas constructivos existentes”.

Es un trabajo “ilusionante que nos llevará más de un mes, para interpretar las manchas y datos de los restos arqueológico y al mismo tiempo, conocer el estado de las canalizaciones e infraestructuras que nos permitan programar las actuaciones a realizar”, ha finalizado la arqueóloga.