La grúa se lleva todos los coches de Isaac Peral el Viernes Santo por un error en la cartelería del Ayuntamiento

Malestar entre los vecinos de Isaac Peral que vieron impotentes como este Viernes Santo la Policía Local mandó retirar sus coches con la grúa después de que aparcaran en la calle, en la que según la cartelería y señales verticales del Ayuntamiento de Huelva, se podía aparcar desde el 30 de marzo, es decir, la madrugada del jueves al viernes a las 02.00 horas de la mañana.

Incluso una de las vecinas pudo bajar antes de que su coche fuera retirado, alertada por un amigo, y le señaló al agente que su coche estaba allí aparcado ya que la señalización indicaba que podía hacerlo legalmente, a lo que el policía no atendió a razones y se comportó "de forma chulesca", según ha indicado la vecina a HuelvaHoy, que se sintió impotente viendo como, a pesar de que ella estaba presente para retirar su vehículo, el policía impidió que se lo llevara mandando a la grúa a retirarlo "porque ya estaba enganchado y se negaba a desengancharlo a pesar de comprobar el error en la cartelería". Además, el agente se negó a entregarle la multa en mano y a identificarse.

Ese viernes pasaba por la calle la Hermandad del Silencio, algo que no estaba indicado en los carteles, que permitían el aparcamiento. A pesar de que las señales estaban mal, los agentes decidieron, por orden de la Jefatura, según ha podido conocer esta Redacción, que, en lugar de avisar a los vecinos o remolcar los coches hasta otra zona, los vehículos fueran retirados con la grúa, además de interponer la correspondiente multa por valor de 200 euros.

Al parecer, esto obedece a que en el contrato del Ayuntamiento con Dornier, la empresa que gestiona la Zona ORA en Huelva, hay especificada una cláusula de pago del consistorio a la empresa por el servicio de grúa que no se cumple ningún año ya que no se retiran los suficientes vehículos para cumplir esta cuota, con lo que es el Ayuntamieto el que tiene que abonar el resto del dinero, por lo que habrían dado órdenes a la Jefatura de Policía Local de retirar más vehículos.

Así, los vecinos han tenido que pagar 65.50 euros para poder sacar sus coches del depósito, y van a recurrir estas multas, ya que, incluso los agentes después de llevarse todos los coches, señalaron que iban a realizar un informe indicando el error en la cartelería, aunque ya el daño estaba hecho para los vecinos.

Vídeos relacionados: